Sociedad y Política

La romantización de la democracia liberal y el mito del “buen ciudadanx”

por @RayRicárdez/Editorial

Romantizar a la democracia liberal y fomentar la idea de la “buena y responsable ciudadanía” puede ser contraproducente (e injusto). 

Pensar que todas las voces y colectividades son tomadas en cuenta en el sistema de democracia representativa que impera en occidente abre la puerta a que en realidad muchas personas no sean escuchadas. 

El voto es una mínima forma en la que podemos buscar incidir en las decisiones públicas, y de ahí que es nuestro derecho ejercerlo como queramos; este no es un parámetro para determinar si somos buenxs ciudadanxs o no, ya que no es nuestra obligación adecuarnos a una boleta que da poco margen y espacio a las diferentes maneras de hacer comunidad, de pensar y de vivir que existen en este país. 

Si votaste, y crees que encuentras representatividad en algún partido o candidatx está bien, pero no esperes que todxs encuentren cabida en este sistema democrático y mucho menos que su responsabilidad o “calidad ciudadana” está sujeta a que vayan a las urnas o no. 

Aunado a que la representatividad de este sistema es limitada y no abarca a todas las voces y colectividades de un país extremadamente desigual, es cierto que el sistema de partidos ha fallado en repetidas veces en velar por los intereses y demandas colectivas cuando ya se está en el poder. 

¡Respetemos las decisiones individuales y las demandas colectivas no escuchadas en esta elección! 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s