Ciencia y Tecnología

La lucha por el agua

Photo by Flora Westbrook on Pexels.com

En el Día Mundial del Agua es importante recordar que este bien, que en teoría es público, ha sido acaparado por el sector privado en México y el mundo

por Ray Ricárdez / @RayRicardez

El agua es, como todo recurso, finito. Y es en este sistema que legitima las desigualdades en el que las élites económicas se han hecho de esta, explotándola, comprándola y vendiéndola a costa de personas y comunidades que han sufrido los estragos de la falta de este bien.

Su explotación ha provocado el lucro en el sector privado y la escasez en las comunidades. Tan solo en los estados de Morelos, Puebla y Tlaxcala, los Pueblos en Defensa de la Tierra y el Agua han protestado incansable número de veces para que las autoridades detengan el proyecto de la termoeléctrica en Huexca, misma que ha acaparado este recurso vital de sus comunidades.

En este contexto, hace una década la Conagua publicaba la Agenda 2030 del agua, misma en donde indicaba que los costos por resanar los conflictos por el agua en el país ascendían a los 100 mil millones de pesos; y tan solo eran considerando temas como la escasez del agua potable, la falta de saneamiento doméstico, la alta contaminación de los ríos, la destrucción de los flujos de aguas subterráneas, entre otros. Ahora, estos problemas han empeorado y se han consolidado paralelamente al acaparamiento de este recurso.

Ante esto, el mercado no tardó en adueñarse del agua y en quitar todo tipo de potestades al Estado mexicano. De acuerdo con la extensa investigación de Mexicanos contra la corrupción, titulada Los explotadores del agua, se destacaron los siguientes puntos:

  • Existen notables fallas en el sistema de concesiones vigente en el país desde 1992
  • No existe un uso democrático y justo del recurso; hay comunidades arrasadas y explotadas a costa de los privados
  • Hay una amplia falta de información sobre cuánta agua extraen los privados
  • Ante la incapacidad gubernamental para vigilar cómo, dónde y cuándo se explotan ríos y pozos, se ha consolidado la inequidad en su distribución
  • Ambigüedad en su uso: usuarios que tenían títulos de concesión para uso agrícola, por ejemplo, utilizaban el agua para fines distintos
  • Solamente uno de cada diez usuarios contaba con medidores
  • Hay empresas y personas que tienen a su disposición tanta agua que, con ella, sería posible atender a comunidades completas, teniendo en su disponibilidad alrededor de más de un millón de metros cúbicos de agua

Recientemente, el medio independiente Pie de Página, publicó que en el país, 133 mil millones de litros de agua son utilizados por la industria de comida ultraprocesada; es decir, empresas como Coca-Cola, Pepsi, Danone, Bimbo, Aga y Nestlé.

Y el problema es más complejo, ya que, además de vislumbrarse el acaparamiento por parte de los privados, también se debe asumir que a nivel mundial la escasez crece, y con ello, las desigualdades que desencadenan violencias.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s