Cultura y Arte

¿Quién era Ennio Morricone y por qué todos están hablando de él?

Si has entrado a las redes sociales últimamente, seguro ya te topaste con alguna imagen o encabezado que anuncia el fallecimiento del afamado artista. También hay mosaicos que ilustran las películas más importantes en que participó o los premios de los que fue acreedor. Pero si tienes veinticinco años o menos, es probable que no ubiques del todo el nombre de este músico y si es así ya te habrá asaltado esta duda “¿Por qué tanto alboroto?”

Ennio Morricone – Estadio Bicentenario de la Florida. Fotografía de Gonzalo Tello. Flickr.

Pues lo voy a poner así: Ennio Morricone es al cine de nuestros padres lo que para nuestra generación han sido Phil Collins, John Williams o Hans Zimmer. Morriconne se coloca como el máximo exponente de la composición musical para el score cinematográfico, cuando en el año de 1966, El Bueno, el Malo y el Feo cambió el género del spaggetti western para siempre. Protagonizada por Clint Eastwood y dirigida por Sergio Leone, la cinta incluyó una de las canciones más famosas de la historia del cine: The Ecstasy of God.

Sin embargo, ésta fue tan sólo una de sus más famosas piezas, ya que en total hay más de 500 filmes que cuentan con una colaboración de este astro. A continuación les presento aquellos que han sido más representativos o mejor recordados por su servilleta.

Morriconne se coloca como el máximo exponente de la composición musical para el score cinematográfico

Todavía me acuerdo de una discusión que tuve con uno de mis tíos, cuando John Williams acababa de ganar un reconocimiento del American Film Institute por su trayectoria. Un yo más joven e inexperto, cometió la imprudencia de decir que era el músico más importante de la historia del cine. Mi tío aseguraba darle el segundo lugar, y en el primero puso a Morricone.

-¿Qué no has visto El Bueno, el Malo y el Feo?

-Claro- me la puso mi papá. Hasta me acuerdo de los posters de la película que mi papá y mis tíos tenían en casa de mi abuelo. Me acuerdo que mis primos y yo jugábamos a decir quién era quién, aunque obviamente todos queríamos ser Rubio. Recuerdo incluso el berrinche que hicieron mis tíos el día que mi abuelo les dijo que ya los había tirado… Pero eso es otra historia.

-¿Y Cinema Paradiso?-

-También-

-Pues mira, esas dos películas, al igual que muchas otras, fueron musicalizadas por él- me dijo -. Principalmente, muchas películas de vaqueros.

Yo no podía creer que en todos mis años de cinéfilo jamás hubiese escuchado ese nombre, a pesar de que aparecía en muchísimos créditos finales. Es un nombre que todos hemos leído pero muy pocos recuerdan. Lo que pasa es que durante las décadas de los 60 y los 70, el spaghetti western se popularizó internacionalmente, y durante esa época, se producían más latas de éstas que de cualquier otro género. Con Sergio Leone colaboró también en películas de vaqueros como Érase una vez en el Oeste, Por un puñado de Dólares, Por unos Dólares más; además del western moderno Érase una vez en América.

Esto es impactante sobre todo si consideramos que yo me enamoré del cine después de ver Cinema Paradiso, y les aseguro que hoy en día hay muchos cineastas que podrían decir lo mismo. Sobre ella, puedo decir que, a pesar de que muchos críticos la tachan de haber plagiado a Scola, ninguna otra cinta aborda la curiosidad humana y nata por las imágenes en movimiento con esa inocencia y simplicidad. El personaje de Toto es un niño, en toda la extensión de la palabra; inquieto, rebelde, necio, y con una enorme capacidad de amar. Su mejor amigo Alfredo, no sólo satisface sus dudas, enseñándole a regañadientes todo lo que se debe saber para sacar un celuloide de la lata, ponerlo en el carrete y hacerle correr; sino que le muestra como amar de manera incondicional, y como el amor por el cine es lo mismo que el amor por el amor.

Perdón, esos son elogios, y no reseñas, pero es que no hay otra forma de hablar del filme que se ha vuelto el hacedor de cineastas por excelencia. Sin embargo, esta no fue su única colaboración con Tornatore, ya que en el año 2000, Malena vio la luz. Esta cinta protagonizada por Mónica Bellucci y ambientada en la Italia de la Segunda Guerra Mundial, fue la primera película que me pusieron en mi primera clase de cine, cuando tenía quince años. En ella se narra el coming of age de Renato un adolescente de la campiña que es presa de ese amor imposible y desenfrenado que sólo a esa edad puede vivirse. La mujer más bonita del pueblo, Malena, ha quedado viuda. Aunque no se sabe nada de manera oficial, en el pueblo corre el secreto a voces de que su esposo ha muerto en el frente, y esto genera un revuelo en el lívido de todos los hombres; dando por sentado que en ese mundo, una mujer viuda es incapaz de sobrevivir sin un hombre. Pero el personaje evoluciona más allá de eso, implacable ante lo que la sociedad espera de ella, y guardando sus verdaderos amores sólo en la memoria.

En cuanto a los westerns, podemos decir que este hombre fue uno de los pilares fundamentales de este género y que sin él no existirían las películas de acción tal como las conocemos. Si no estás muy empapado en este género, te recomiendo empezar por la trilogía del dólar; ya que contiene lo más representativo de esa época del cine, y todas cuentan con la tripleta magistral de Sergio Leone, Clint Eastwood y Enio Morricone. Sobre esta saga podemos decir que se mantiene la premisa original del género: la lucha entre el salvajismo y la civilización. Esto aparece representado en los duelos entre dos personajes, pero también existe como un conflicto interno en el alma de todos los pistoleros. El orden, el progreso, la familia, y la civilización se enfrentan encarnizadamente a la animalidad latente de forma orgánica en todos los seres humanos. Esta lucha, este enfrentamiento final… literal y metafísico, históricamente tiene un soundtrack, se llama The Ecstasy of God y fue compuesto por Morricone.

Con eso te aseguro que estarás un poco más informado cuando este artista salga a colación en tu próxima reunión. Pero otras películas que puedes ver (o tal vez que ya has visto) y que cuentan con colaboraciones del difunto autor, son The Hatefull Eigth, Los Intocables, La Cosa, o Días de Gloria. Nos vemos en la próxima columna con más películas que analizar y discutir. No olvides que si hay una película en especial sobre la que te gustaría saber un poco más, puedes escribirme a mi correo electrónico o redes sociales. ¡Y… corte!

Texto de Ricardo Alcántara

Categorías:Cultura y Arte

Tagged as: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s