Cultura y Arte

La tierra bajo sus pies

Nacido en Quito, Ecuador, Patricio Carrillo, “Pato” pa’ los cuates, se ha desempeñado desde hace varios años como bailarín profesional en grupos importantes como el “Muyacan” y el “Colectivo Z”.

Conociéndolo en este último, gracias a la oportunidad de la obra “Engendro” la cual está en vías de desarrollo, he visto a Pato cómo se desenvuelve como bailarín, transmitiendo una energía que parece provenir de la misma tierra; su movimiento, su mirada y la forma en que dialoga con el espacio, lo hacen resaltar.

Pato le da a su profesión un sentido particular, lo que denomina como Pensamiento Andino “¿Qué es esto?”, le pregunto, a lo que me contesta: “…es en lo que baso mi vida, mi principal motor en el momento de creación; al crecer en un ambiente lleno de montañas y volcanes, todos los días te van marcando tu personalidad y tu propio arte…”

Me consta. Subidas y bajadas, despiertas y tienes la Cordillera de los Andes ante tus ojos, un espectáculo majestuoso que a la vez te hace reflexionar; comienzas a visualizar cómo hubiera sido el haber vivido en el pasado entre esos rumbos y cómo ha de ser vivirlos hoy en día en carne propia. “…los imaginarios que se van desarrollando entorno a lo civilizatorio están encadenados en la topografía del espacio…”, nos cuenta Pato mientras se va desarrollando la entrevista.

“Esta idea es importante porque con el Muyacan, el grupo con el que empecé a trabajar, el pensamiento andino estaba muy presente, como también la resistencia  de la memoria y sus tradiciones; lo siento cercano y es real, tomando distancia con la visión judeocristiana por ser un pensamiento abstracto, el pensamiento andino está más situado en la praxis, es la tierra que percibimos debajo de nuestros pies, el respeto hacia el otro, hacia la naturaleza que nos rodea, fuerzas naturales visibles que afectan nuestra vida cotidiana. La lluvia, el viento, el sol, la tierra misma, son cosas muy cercanas, recíprocas, a las que les tengo mucha gratitud…”.

pato

Como si él mismo fuera la tierra donde permanece la memoria del Ecuador, Patricio me habla sobre la historia de su país y sobre los diferentes grupos locales teatrales, como también de los grupos externos que lo han influenciado e impactado.

Artistas como Augusto Casafranca y el grupo peruano “Yuyachkani” (1971); el grupo ecuatoriano “Malayerba” (1979), al cual tuve la oportunidad de ver con la obra “La razón blindada”; la compañía mexicana “Los Colochos Teatro” (2010) y su obra “Mendoza” donde aparece, entre muchas cosas, una gallina en pleno escenario; “La Espada de Madera” y el “Teatro del Cronopio”, son algunos de  los referentes que menciona en nuestra conversación, queriendo destacar aquí el gran talento narrativo de Pato, como también, su faceta como dramaturgo.

El primer texto, de su autoría, que me compartió se titula “Hope” (2014), una obra basada en “Esperando a Godot” de Samuel Beckett, donde nos presenta los personajes de Viche y Pat junto a su mascota Hope, un pececillo dorado en una pecera, navegando a la deriva en un mar contaminado y lleno de porquería.

Subidas y bajadas, despiertas y tienes la Cordillera de los Andes ante tus ojos, un espectáculo majestuoso que a la vez te hace reflexionar; comienzas a visualizar cómo hubiera sido el haber vivido en el pasado entre esos rumbos y cómo ha de ser vivirlos hoy en día en carne propia

Otro de sus textos que me llamó la atención fue la obra “Yawar Fiesta”, basada en la novela del famoso escritor peruano José María Arguedas con el mismo título; la historia nos habla sobre una corrida de toros al estilo andino en un pueblo donde acontece una celebración denominada yawar punchay, y que presenta la dicotomía de lo “moderno” y lo “arcaico”. “La Fiesta es el acto ritual en el cual se realizan los lazos sociales y la creación de comunidad”, me dice Pato.

Otro texto destacable es su monólogo “Memoria Actante o Payaso”, en sus propias palabras lo define como “el texto más izquierdoso que he escrito…”, pero en mi opinión va más allá de cualquier definición, es un texto poderoso, proveniente de lo más hondo de Pato, emocionante y genuino.

“No puedo decir que realmente no viví el feriado bancario cuyos causantes fueron los banqueros, pero si tengo una sola imagen de esa época… me veo a mi en el ‘Banco del Progreso’ tomado de la mano de mi abuelo, que golpeaba la puerta del banco, exigiendo que le devuelvan el dinero de mi mamá, que acababa de fallecer para ayudar a su nieto…”

fragmento de “Memoria Actante o Payaso”

Otros textos de Pato son: “Las Ánimas Benditas”, “Retazos” y “Sinopsis”, mezcla entre leyendas e historias de a pie del Ecuador y experiencias personales. Bailarín, actor y escritor, la carrera de Pato va en ascenso, como un cuerpo celeste que cruza fulgurante el firmamento; con el pensamiento andino dentro de él, la tierra bajo sus pies danzantes y la lluvia limpiando su camino, ve con pesimismo el futuro después del Covid, sin embargo, cree que la posible ruta sea la misma creación y el empeñarnos en seguir trabajando dando la lucha, siendo peces dorados contra corriente o una guacamaya cruzando sana y salva esta tormenta pasajera.

Texto de Ricardo Sierra

Categorías:Cultura y Arte

Tagged as: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s