Sociedad y Política

La hipocresía

Iba a escribir sobre racismo y discriminación, pero después me puse a pensar en qué puedo decir que no sepamos; ¿Hay algo nuevo sobre este tema que yo pueda escribir y que ayude a la gente a cambiar de opinión? ¿Podemos realmente ser conscientes de los niveles de normalización de una gran cantidad de actitudes que caen en el racismo y clasismo?

México en sí mismo está en medio de una crisis de división política y social que quizás pueda pasar desapercibida en medio de la normalidad de un país que lucha constantemente contra la discriminación, de una sociedad que se divide todos los días en publicaciones de redes sociales criticando las características de unos y de otros. Son situaciones que en nuestro país se escuchan todos los días en términos despectivos contra las clases sociales bajas y en culpabilizar a las clases altas de problemas como corrupción; incluso la llegada del Covid-19 al país.

Nos encontramos en un conflicto ideológico y ético; muchos estamos en completo desacuerdo con la forma en la que un policía estadounidense arrestó y terminó por matar a un hombre afrodescendiente; muchos apoyamos con mucho gusto que se estén llevando a cabo levantamientos en contra de la policía y exigiendo justicia por la vida de este hombre. Sería realmente conflictivo negar que el racismo debería estar extinto a estas alturas y que todas las vidas tienen el mismo valor, cuando hablamos de otro país.

Pero cuando hablamos sobre nuestra sociedad caemos en el error de dividirnos a nosotros mismos. Los mexicanos somos “ninis”, “chairos”, “fifis”, “nacos”, etc. Luchamos constantemente entre nosotros y nos dividimos de acuerdo con nuestra forma de vestir, nuestra clase social, el lugar del que venimos e incluso el partido por el que votamos. No nos damos cuenta de que vivimos en una sociedad tan dividida como cualquier otra e incluso peor. Mientras más nos enfoquemos en hacer menos a las personas que piensan y se ven distintos a nosotros menos lograremos avanzar como país. De nada nos sirve criticar las decisiones de otros países y condenar los hechos de personas importantes de otros países si vamos a seguir condonando lo que pasa en nuestras propias narices y criticando a nuestros conciudadanos.

Nos encontramos en un conflicto ideológico y ético

Quería hablar sobre el racismo y el clasismo en nuestro país pero antes tendría que hablar sobre clases sociales, sobre tolerancia, injusticia, silencio y odio entre nosotros mismos. Tenía que hablar sobre los niños a los que les hacen bullying en las escuelas por verse diferentes o por no tener el miso poder adquisitivo que sus compañeros; sobre las mujeres que son ignoradas en sus centros de trabajo, las mujeres trans que están siendo asesinadas, las personas que han sido estigmatizadas e ignoradas por su falta de estudios, tendríamos que hablar sobre la señora que hace el aseo en tu casa y a la que maltratas continuamente, exigiendo sin darle ningún tipo de prestaciones y tratando condescendientemente; habría que hablar sobre los pobres que al final de cuenta “son pobres porque quieren”, que “tienen hijos para que el gobierno los mantenga” y sobre “los ricos que se han aprovechado de la sociedad mexicana en todos estos años”.

Texto de Elsa Maile Landa

Categorías:Sociedad y Política

Tagged as: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s