Cultura y Arte

Top 10 de películas para ver con mamá: parte 1

Ricardo Alcántara

Como todo buen niño de los noventa, estoy orgulloso de la enorme pila de VHSs que me esperan en casa de mis padres cada que llego para pasar las vacaciones. Todas y cada una de esas películas cuentan una historia de mi vida más allá de la pantalla; el cine es tan fundamental en nuestra cultura y entretenimiento, que es imposible contar la historia de cómo se enamoraron dos personas sin mencionar las películas que vieron juntos. Esas cintas, tanto las propios como las que rentábamos en el videoclub, cuentan la historia de nuestra familia, nuestras casa con todos los juegos y los sueños de la infancia. Si hiciera un esfuerzo, podría contar cada episodio de mi vida relacionándolo con la cartelera que había en ese momento. En esta ocasión, te ofrezco, de manera muy personal, un recorrido por las cintas más especiales que he visto en compañía de mi jefa, a manera de recomendación para que durante el aislamiento en mayo, tú y tu mamá disfruten de un mes lleno de películas que garantizo que les encantarán a ambos.

1.- Santa Claus, de Estudios Churubusco. (Cardona, 1959)

Esta quizá se trate de la adaptación más pertinente de las tradiciones navideñas norteamericanas, al contexto (similar, pero no idéntico) de los festejos en México. A esto le sumamos las magistrales actuaciones de José Elías Moreno y de Polo Ortín (este último muy responsable de que yo me haya enamorado de la actuación). Sé que esto parece más de una lista decembrina, que de recomendaciones para el mes de las mamás, pero la mía me mata si no la incluyo porque es de sus favoritas. Creo que la ha visto cada Nochebuena desde que nació. Y nosotros también la veíamos con ella cada año, en la mañana del veinticuatro, acostados en su cama, tomando chocolate caliente con leche. La pasan en De Película. Mi papá dice “¿Otra vez la misma?” Mi mamá contesta “Pues sí, ya tienen un año que no la veo”.

2.- El Libro de la Selva, de Disney. (Reitherman, 1967)

Para mi mamá, el VHS más importante del librero es este clásico de Disney, y la razón es enternecedora para mí. Cuando estaba recién nacido, en el no tan lejano julio del 95, mi mamá la vio en la tienda y pensó en mí, decidiendo que esa sería mi primera película. Mi papá asegura que la vio conmigo otra vez durante mis primeros años de vida; quizá no sabía que el discreto marxismo de Baloo haría de su hijo un crítico de cine.

3.- Los niños del cielo, de Esfandiari. (Majidi, 1997)

Este live action iraní es una de las favoritas de todos los tiempos para mi jefa. Se volvió popular en México tras ganar el Oscar a Mejor Película Extranjera el mismo año en que nació mi hermano Adrián; y creo que fue la primera lección que mis padres me dieron sobre la forma de tratarlo. Me acuerdo que esa la vimos en la casa, nuestro amigo del videoclub nos la había recomendado. La historia habla sobre un par de hermanos que vienen de una familia muy pobre. Un día un error del mayor hace que su hermanita pierda uno de sus zapatos y a partir de entonces, ambos deben compartir un solo juego de tenis, turnándose para ir a la escuela calzados y regresar descalzos.  Lo interesante comienza cuando la escuela organiza una carrera que premiará al segundo lugar con unos tenis nuevos, y al primero con un viaje, así que Alí, el mayor, comienza a entrenar para la carrera, sólo que deberá hacerlo descalzo… Los niños del cielo es una de esas cintas conmovedoras con un mensaje cargado de significado y una narrativa ligera y divertida. Si tú y tu mamá no terminan llorando a moco tendido les debo unas palomitas y un refresco.

4.- Hombre de Familia, de Saturn Films.  (Ratner, 2000)

Esta película merece una mención especial en la lista, porque creo que es la única que mi papá puede ver en compañía de su esposa sin quedarse dormido. Una comedia dramática familiar que formó también parte de la oleada que abordó los años 00´s. De forma muy similar a Mr. Destino (1990) comienza con la premisa de un personaje repensando su vida si hubiera tomado una sola decisión de manera distinta. A esto se le llama el efecto mariposa, y hay muchas cintas que trabajan sobre ello, una de ellas es ¡El Efecto Mariposa! ¿Quién lo diría? Pero se cuentan muchas otras también, como Click, Mr. Nobody, cualquier adaptación de Un Cuento de Navidad de Dickens, o incluso El Efecto Mariposa 2, lol.  Por alguna razón, de entre todas ellas, su favorita es esta, donde Nicolás Cage hace el papel de Nicolas Cage. Es de esas películas que mis papás dicen “cada vez que la están pasando en la tele, la dejo”.

5.- Los Thomberrys: La película, de Nickelodeon. (McGrath, 2002)

El pasado 10 de mayo, cuando le contaba a mi mamá sobre este artículo, me recordó esta anécdota, que debo confesar, estaba perdida en mi memoria. Resulta que cuando se estrenó este largometraje en cines, mi familia y yo nos encontrábamos en Ciudad Valles, San Luis Potosí. Mi hermano y yo habíamos torturado a mi pobre padre durante todo el camino pidiendo que en cuanto llegáramos al destino, buscáramos un cine para ver el estreno de los Thomberrys, ya que éramos fans de la caricatura, pero él ya no quería oír otra palabra al respecto. La situación cambió radicalmente cuando llegamos a Ciudad Valles y comprendió que éramos un grupo de tolucos perdidos a la mitad del desierto y que moriríamos muy pronto si no encontrábamos un lugar con aire acondicionado. Un dato curioso sobre el aire acondicionado, es que fue una de las primeras añadiduras al cine; desde 1907 había bloques gigantescos de hielo con ventiladores detrás de las salas, para refrescar a los asistentes.

6.- Lilo y Stich, de Disney. (Sanders, 2002)

Esa la fuimos a ver el día que conocí Puerto Vallarta, y creo que no he regresado desde entonces. Aquella ocasión íbamos con amigos de la familia y mis primos y yo repetimos la operación “Thomberry”. Tengo muy grabado que mi mamá no nos quería llevar porque decía que “estaba horrible el mono ese”. Sus comentarios se repitieron sistemáticamente durante la primera mitad de la cinta. Me parece increíble que no haya podido predecir que el señor ratón no pagaría la película de un “mono horrible”, a menos que éste se volviera adorable y hogareño al ritmo de Elvis Presley; para reivindicarse en el juicio de todas las mamás del mundo antes de que terminara la película. De acuerdo, aceptemos que no hay forma de salir bien parado de esto, pero no puedo terminar este artículo sin mentir por omisión, ocultando el hecho de que mi mamá todavía (cundo no me dice “Adrián”) me dice “Stich”. Así de poderoso es el cine, capaz de modificar la lógica de la lingüística.

7.-  Madagascar, de Dreamworks. (McGrath, 2005)

Con esta película,  mi mamá se acuerda del día en que cumplí diez años; también fue el día en que me hice la cicatriz que aún se nota en mi codo derecho, porque me caí de la bicicleta en la bajada de la casa de la tía Matilde en Bilbao… iba muy rápido y me derrapé con la popo de las vacas, que desafortunadamente también amortiguó mi caída. Al día siguiente mis papás me encontentaron llevándome al cine; lo que siempre funciona. De esta anécdota, me avergüenzo un poco, porque sé que todos hemos tenido a un niño insoportable; riendo, gritando, y pateando la butaca de en frente… pero ese día, ese niño era yo. Si me está leyendo, señora gordita que estaba en frente de mí, le pido la más sincera de las disculpas. Pero se ve que mi mamá no me juzga, mientras recuerda la experiencia “Ay, hijo… es que estabas bien chiquito […] y de veras que me acuerdo, que realmente no lo podías controlar, los muñequitos te emocionaban mucho y los pingüinos te daban demasiada risa”. Así que, cuando mis amigos me dicen que me río muy fuerte cuando voy al teatro o a al cine, imagínense las historias que les puede contar esa mujer que me llevo al cine hasta los quince. O al menos creo que tenía quince esa vez… la última vez que fui a ver una película con mi mamá antes de irme de la casa. Pero esa es otra historia… esperen a ver el postre.

Esta lista continuará…

Categorías:Cultura y Arte

Tagged as: ,

1 reply »

  1. De lectura clara y tema cotidiano y muy humano, tanto que atrapa la atención… Anécdotas divertidas y detalles de las películas, que invitan a buscarla para validar esos detalles, en especial cuando no has visto la película. Estaré atenta de la continuación… Me quedé picada…

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s