Cultura y Arte

Las alegrías del hogar

José Alejandro Reyes

VI. KUWTR

¿Se puede comenzar algo una segunda vez?, ¿acaso empezar y lo mismo no son intrínsecamente distintos? Y no, no me refiero a los recalentados con el ex, ni a que no se puede cruzar por el mismo río dos veces, ni a la dicotomía repetición/variación en la interpretación artística, ni a las implicaciones lógicas de una cinta de Moebius. Lo que quiero decir es, que comencé (por segunda vez) a ver Please Like Me. En primera, porque no me había dado cuenta que habían nuevas temporadas (o por lo menos, no que yo supiera), y no menos importante, porque mi novio comentó que me parecía al protagonista.

En otras circunstancias, con otra serie, en otro momento, me hubiera halagado un comentario así. Confieso que peco constantemente de vanidad. Salvo que, en este caso, venía un poquito envenenada la manzana que se me ofrecía. Hay que poder reírse de sí mismo para recibir de tu pareja un comentario así y no tomarlo a mal. Pero bueno, lo importante aquí no fue si me ofendió (obvio no), sino lo que desencadenó: que pasara tiempo ocioso volviendo a ver una serie, porque no recordaba muchos detalles.

Salvo que, en este caso, venía un poquito envenenada la manzana que se me ofrecía. Hay que poder reírse de sí mismo para recibir de tu pareja un comentario así y no tomarlo a mal

Y es que (disculpen la generalización) somos un grupo de homínidos particularmente chismosos. Nos encanta estar al tanto de todo, siempre. De todos. Si hemos logrado sobrevivir y posicionarnos como especie como los grandes depredadores que (evolutivamente no) somos, es gracias al chisme. Nos encanta contar historias, compartir noticias y hallazgos, convencer a los demás de creernos: somos sociales. Pregúntense porqué, si no, siguen leyendo esto. De alguna manera, necesitamos estar al día. O como dicen los gringos: keep up.

Porque así como tuve que ver unos capítulos de una serie para comprender una queja doméstica, he tenido que leer ciertos libros, aprender idiomas, seguir noticias, visitar lugares, escuchar canciones (y una lista larga de etcéteras) para estar al día de lo que “se supone” debería conocer. A veces incluso en contra de mi gusto personal. Todo para que, llegado el tiempo, funcionaran de herramientas a la hora de socializar con la gente de los diferentes círculos que me rodean.

Y es que (disculpen la generalización) somos un grupo de homínidos particularmente chismosos. Nos encanta estar al tanto de todo, siempre. De todos.

Sobra decir que el keeping up es abrumador. En especial porque últimamente, por aquí estoy abriendo el celular con una mano, la otra ansiosamente está buscando el cigarrito. Que si los feminicidios, que si los estudiantes de medicina, que si el acoso, que si la temperatura del Ártico, que si el paro, que si el coronavirus, que si la nueva canción de Residente, de J Balvin, de Bad Bunny… Sin contar, claro está, el keeping up que como jota esperan de una: mantenerse fit, seguir cuentas específicas de Instagram, tener una drag queen favorita (RuPaul’s Drag Race y local), chutarse los podcasts de Escándala, a Pepe y Teo, tener presente cultura pop de los 90s, ¿Paulina o Thalía?, ¿Katy o Taylor?, ¿Shakira o Jlo? Y sin contar, tampoco, las recomendaciones de tus amigos, el famoso ¿qué estás haciendo con tu vida?, ni los pedos personales, ni los de parejas.

Amigos, si ustedes se también se sienten así de abrumados, les recomiendo* que dejen su dosis diaria de keeping up para cuando no tengan nada más que hacer (salvo que sea su chamba, p.ej. si son comunicólogos). Como dice De Regil, B. (2020), el que se estresa, estresa. La clave para no caer en la tentación de abrir el Face y volverse misántropo, está en equilibrar mantenerse ocupado, tomar agua, y darse tiempo para la introspección. O ir a terapia, si pueden, también sirve.

Y aprendan de mis errores y mi sabiduría millenial. No abandonen sus gustos personales solo por tener de qué hablar. Es más, no vean** Please Like Me si no quieren.

*Cada semana nuevos consejos.

**Esto no es un consejo.

Categorías:Cultura y Arte, Expresiones

Tagged as: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s