Sociedad y Política

Trata de personas

Franco Escobar

Recientemente publiqué un artículo llamado Historia, gravedad, retos y reflexiones sobre la trata de personas en una revista de la Organización de Internacional para las Migraciones y aquí resumo los puntos más importantes. Puedes encontrar el link hacia el texto completo al final de esta columna.

Básicamente, la trata de personas llegó a América Latina con la conquista española. En ese entonces había una práctica llamada botín de guerra: el vencedor se quedaba con todo. Así se incluían las armas, tierras, riquezas, ancianos, niños y mujeres. Este botín, o premio, servía entonces como incentivo o motivación para hacer la guerra y para la esclavización o humillación de pueblos enteros. Muchas cosas pasaron y eventualmente esta práctica terminó por ramificarse en otras como la explotación sexual, la mendicidad o el matrimonio forzoso, la denigración social de la mujer y su cosificación sexual, entre otras. 

Una de ellas fue la trata de personas, misma que puede entenderse en tres pasos: 1) la trata empieza por el el engaño, las falsas promesas, seducción o el reclutamiento de la víctima; 2) el traslado de la víctima a un lugar lejos de su familia y fuera de su zona de seguridad (su país, por ejemplo); 3) la explotación, que puede ser sexual, laboral, de mendicidad, matrimonio, y hasta extracción de órganos.

la trata de personas llegó a América Latina con la conquista española. En ese entonces había una práctica llamada botín de guerra: el vencedor se quedaba con todo

El problema es bastante grave en México y en el mundo. La trata de personas genera alrededor de 36,000 millones de dólares al año, siendo así el tercer negocio ilícito más lucrativo del mundo (después del tráfico de drogas y de armas). La trata de personas genera más ganancias que empresas como Google, Ebay y Amazon juntas, para poner la cifra en perspectiva. Los grupos más afectados son las comunidades vulnerables (migrantes e indígenas) y aquellos en zonas de conflicto (o violencia generalizada).

En el mundo se estimaron 40.3 millones de víctimas en el 2016 y en México hay alrededor de 800,000 víctimas anuales. Aquí hay tres datos para ilustrar el fenómeno que vivimos:

  1. Una de cada tres víctimas son niños menores de 14 años.
  2. 90% de las víctimas nunca son rescatadas
  3. En México, hay una desaparición de este tipo cada 3 minutos.

México enfrenta retos complejos en temas de pobreza, educación, desigualdad, violencia, impunidad y su posición geográfica. Todos estos temas se relacionan con la trata de personas de diferentes maneras. A continuación resumo algunos puntos importantes:

La trata de personas genera más ganancias que empresas como Google, Ebay y Amazon juntas, para poner la cifra en perspectiva

Primero, en el 2016 casi la mitad de la población en el país se encontraba en pobreza o pobreza extrema según datos del CONEVAL; Segundo, la OCDE señalaba que solamente el 17% de mexicanos entre 25 y 64 años habían asistido a algún tipo de educación terciaria (universitaria) o equivalente; Tercero, se estima que el conflicto interno en el país ha generado entre 80 y 100 mil muertes causadas por el crimen organizado desde el 2006; Cuarto, México es uno de los trece países más impunes del mundo. Todo esto representa vulnerabilidades para muchas personas y que, por ello, la trata de personas toma ventaja y es facilitada.

Finalmente, quisiera destacar que las víctimas mexicanas explotadas en el extranjero llegan principalmente a Estados Unidos (97% de ellas). Ellas llegan principalmente a ciudades como Los Ángeles, Houston o Nueva York, pero provienen principalmente de los estados de Puebla, Michoacán, Guerrero y la Ciudad de México. De las víctimas extranjeras que son explotadas en México, la mayoría provienen de países centroamericanos como Guatemala, Honduras y El Salvador.

Te invito a leer el texto completo, que cuenta con más detalles, referencias, explicaciones y reflexiones. Este texto tiene la intención de hacernos dialogar y pensar sobre las implicaciones de este fenómeno y su relación con nuestras vidas. Pensemos sobre cómo cambiar los estereotipos y juicios que reciben las mujeres, las comunidades indígenas, los migrantes y otros grupos vulnerables. Pensemos en los niños que mendigan a la fuerza o son explotados sexualmente bajo el engaño. Pensemos sobre nuestro rol como individuos que pueden cambiar la sociedad en que vivimos.

Fuentes:

Fernando Franco Castro Escobar. (2020). Historia, gravedad, retos y reflexiones sobre la trata de personas. Organización de las Naciones Unidas – Organización Internacional para las Migraciones. Revista Ser Migrante Jul-Dic 2019. Pp. 16-24. Disponible en línea: https://mexico.iom.int/system/files/Publicaciones/SER%20MIGRANTE%207.pdf

1 reply »

Responder a Victor Hugo Castro Bernal Cancelar respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s