Cultura y Arte

La resistencia de 500 años

Ray Ricárdez

¿El encuentro de dos mundos o la conquista y sumisión de los pueblos?

Daniela Ortiz pone el dedo en la llaga con su exposición “ESTA TIERRA JAMÁS SERÁ FÉRTIL POR HABER PARIDO COLONOS”. Desde el corazón de Barcelona, a unas calles del tan polémico Monumento a Colón, al pie de La Rambla, la nacida en Cuzco denuncia los abusos y desigualdades que se siguen perpetuando gracias a la supremacía colonial blanca que impera en nuestros días.

Durante un lapso de una hora y media, la artista realiza un recorrido por las treinta y una piezas presentadas en La Virreina: Centre de la Imatge. Ocho salas en las que los privilegios emanados de la blanquitud, el racismo institucional, la violencia patriarcal, la persecución migrante y la doctrina de supremacía en su generalidad encuentran su antítesis.

La complejidad de la obra y de las temáticas obligan a dar un breve repasado escrito con un mensaje contundente. Dejaré una mirada superficial descriptiva con la finalidad de que profundicen más en el trabajo de Daniela y demás artistas que han denunciado la opresión sistemática construida con los pilares hegemónicos que han perdurado por siglos.

N-T (2009)

La resignificación del oro y el chocolate como elementos coloniales es una de las obras encargadas de aperturar la exposición con N-T (2009). La artista ingiere un bombón de chocolate de Guanaja, Honduras, cubierto con láminas de oro proveniente de la boutique de dulces donde ella trabajaba en el contexto de las celebraciones del Día de la Hispanidad. De aquí nace el cuestionamiento sobre quién consume qué y qué significado se la ha dado a la extracción de recursos de los pueblos sometidos a la par de una explotación migrante continua. Un día en el que se promueve una fiesta, pero no se cuestiona el trasfondo.

Frase para un festival feminista (2009)

Frase para un festival feminista (2009) hace alusión a la intervención de Ortiz en el FEMART09, un evento del espacio de acción feminista Ca la Dona de Barcelona. La organización rechaza la primera encomienda: “ES DE PUTA MADRE SER MUJER”, y termina por negociar y aceptar: “ESPAÑOLA, BLANCA Y DE CLASE MEDIA”.

La artista arroja al centro de la discusión la importancia de comprender las diversas y complejas formas en las que el sistema patriarcal violenta a las mujeres y niñas del mundo. Es decir, no existe un patriarcado y opresión horizontal. La realidad para muchas mujeres y niñas en otras regiones (pueblos del Sur) ha sido invisivilizada en muchas ocasiones por discursos que no pueden desprenderse del privilegio colonial.

Es un llamado de la autora a cuestionar en todo momento el privilegio desde donde se está luchando (como hombre hasta la bofeteada te cae doble). Desde mi humilde, masculina, privilegiada y no solicitada opinión, creo que empatizar con todos los tipos de feminismos frente a las diferentes violencias machistas es una pieza clave para homogeneizar una lucha tan importante.

La idea de la artista es evitar un discurso hegemónico europeo que descalifique el sentir de muchas víctimas de la violencia de género en otras latitudes y contextos.

“Pinta la pared de blanco después de la exposición”, le solicitaron en 2009 a Daniela.

Walter (2019)

Una de las más poderosas. La situación legal por la que muchas madres y padres migrantes están amenazados es vislumbrada en esta pieza. El caso de Walter, un pequeño de origen camerunés que es arrebatado de los brazos de su madre y padre debido a los mecanismos supremacistas de los procesos de naturalización e institucionalización de algunas instancias europeas, abre la discusión sobre cómo la legalidad legitima la violencia clasista y racista contra las familias. Por si llegas a leer esto Walter es el libro con el que buscan llegar a la conciencia del niño perdido algún día de su vida, recordándole su identidad y el amor con el que siempre lo han esperado, alejando las lógicas de crianza blanca con las que ha sido educado.

Habitaciones de servicio (2011)

Otra de las obras que acaparó mi atención es Habitaciones de servicio (2011), misma en la que se observa cómo las clases altas peruanas promueven una arquitectura en sus hogares completamente racista y clasista en contra de las trabajadoras del hogar. Haciendo una revisión de los planos de las lujosas moradas, se observa una distribución espacial extremadamente esclavista (si se me permite la descripción).

La ubicación y dimensiones de los espacios vitales de las trabajadoras están viciados por el sistema de jerarquías heredado a la oligarquía peruana. Esto es sencillamente visible; por ejemplo, hay trabajadoras que son enviadas a los sótanos de aquellas casas enormes que están rodeadas de ventanales, prácticamente dejándolas sin luz mientras los demás habitantes disfrutan de las comodidades que el sistema les ha otorgado.

Lo peor de la situación es que los mensajes promovidos por las propias oligarquías romantizan el abuso, como menciona Ortiz. Bajo el discurso de que las trabajadoras domésticas son “como de la familia”, se legitiman estas condiciones de vida de carácter imperial. Existe, como comenta la autora, una élite de arquitectos que reproducen estos modelos.

Europa recibirá de rodillas el espíritu anticolonial (2019)

La creación de una narrativa histórica en la que se asume automáticamente “el encuentro de dos mundos” y no el exterminio y subyugación de los pueblos es señalada en Europa recibirá de rodillas el espíritu anticolonial (2019).

Presentado por primera ocasión, este trabajo muestra una serie de vidrieras que exponen algunas de las luchas y resistencias coloniales que se oponen a la hegemonía instaurada desde hace 500 años.

Aquí la izquierda blanca eurocéntrica no tiene cabida. No existe una verdadera resistencia en tanto se busquen modelos de socialdemocracias que simulan la justicia a la par que legitiman los abusos. Ejemplo claro presentado por Daniela es cómo estos grupos han adoptado discursos laicos que minimizan o suprimen las creencias de los pueblos. Ahora “lo correcto” es no creer en nada, evocando una única fe a la ciencia y menospreciando la diversidad de creencias que muchos pueblos del Sur profesan.

Los nuevos mecanismos de perpetuación de injusticias se han plasmado inclusive desde la legalidad, dejando un velo social y político que impide vislumbrar estos trasfondos.

“Son espacios que nos crean calma y ellos no lo entienden”, dice la artista.

500 años de opresión han sido 500 años de resistencia

Lamentablemente para las y los lectores de este texto me es imposible abordar toda la obra de Daniela. Afortunadamente para quienes tienen la posibilidad de acudir, lo recomiendo demasiado. Si no estás en Barcelona, de igual forma puedas darte una vuelta por la exposición en los enlaces que dejo al final de este texto.

La colonia y sus consecuencias se perciben en ambos lados del Atlántico (por no decir mundo). Desde una Latinoamérica conducida por las élites políticas y económicas clasistas, hasta en una Europa que institucionaliza en varias ocasiones el racismo y doctrina hegemónica contra diversos grupos. No olvidemos tampoco casos de opresión como el de Palestina (también mencionada en el recorrido).

Daniela Ortiz hace un llamado a la resistencia, misma que, desde mi punto de vista, parte del cuestionamiento. Tanto a nuestras actitudes sistematizadas, como a nuestro entorno. Asumir los privilegios que muchos tenemos, luchar contra las desigualdades y empatizar con quienes sufren los estragos de esta opresión es pieza clave para darle sentido a este gran trabajo.  

El cuestionamiento debe ser interminable. Deshacernos de las estructuras que nos han dominado y adoctrinado por tantos siglos nunca será una tarea fácil. Pero se gana más empezando.

Fuentes de información y trabajo de Daniela Ortiz:

https://ajuntament.barcelona.cat/lavirreina/es/exposicions/tierra-jamas-fertil-colonos-daniela-ortiz/366

Haz clic para acceder a daniela%20pdm%20ES.pdf

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s