Economía

Defendiendo a AMLO y sus puentes

Etienne Ricárdez

El pasado 5 de febrero AMLO anunció una propuesta que no fue de mucho agrado para los mexicanos, en especial para el sector turístico: la eliminación de los puentes por días festivos. Esto con el afán de preservar la memoria histórica con respecto a las fechas de acontecimientos relevantes.

Sin embargo, el sector turístico no se ve muy favorecido. Según datos de la Confederación de Cámaras Nacionales de Comercio, Servicios y Turismo (Concanaco Servytur), gracias al fin de semana largo que acaba de pasar entre el 1 y 3 de febrero, se movilizaron 1.6 millones de turistas dejando una derrama económica de 4,000 millones de pesos, solo en concepto de hospedaje.

De acuerdo a lo publicado en la cuenta de Twitter de Miguel Torruco Marqués, Secretario de Turismo, la decisión de eliminar los puentes largos ya está tomada.

Entonces, ¿los puentes ya no van a existir? Pues no, ya no tendremos puentes derivados de fechas históricas (a menos que una de dichas fechas resulte ser viernes o lunes, obviamente).

No obstante, Torruco Marqués salió al desquite y justo después de anunciar la inminente decisión en su Twitter, agregó que se abre una nueva alternativa: la creación de “nuevos puentes”. Y esto, queridos lectores, nos dividirá en dos grupos de opiniones encontradas: aquellos que dirán “pinche México, si de plano ya somos huevones ahora lo seremos más. Hay que ponerse a trabajar, no de andar en la huevoneríay quienes, como yo, dirán “oh sí, vacaciones”.

Para quienes están de mi lado, les voy a dar unos datos que les ayudarán a defender nuestras valiosas horas de descanso y, para los echaleganistas que creen que por trabajar más saldremos adelante más rápido, espero convencerlos de lo contrario. Spoiler alert: no hay que trabajar más para salir adelante. Hay que trabajar mejor.

Según datos de la OCDE (2017), México es uno de los países que más horas trabaja. En promedio, un mexicano trabaja hasta 2,225 horas al año, mientras que un coreano trabaja 2,069. Un estadounidense, por su parte, trabaja 1,783 en promedio y, sorprendentemente, un alemán (de quienes prejuiciosamente podríamos asumir son super trabajadores) trabaja solo 1,363 horas.

Para datos de educación, México también es uno de los países que más invierte tiempo. Según datos de la OCDE (2018), México tiene 1,167 horas de enseñanza obligatoria a nivel secundaria, situándose por arriba de Alemania (916), Estados Unidos (1,020), Francia (946), Noruega (874) y Japón (893).

No digo que con estudiar y trabajar menos nuestra productividad aumente a niveles de primer mundo, solo digo que pensar en el trabajo y estudio excesivo como herramienta de éxito a nivel agregado está poco sustentado y, me atrevería a decir que erróneo.

En fin, me encantaría que la propuesta de hacer “nuevos puentes” y dejar los días históricos como asueto se lleve a cabo para tener más días de descanso. Y no, no es por huevón, sino porque quiero un México como Alemania, de primer mundo.

Categorías:Economía

Tagged as: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s