Sociedad y Política

Las barreras que siguen dividiendo Alemania a 30 años de la caída del muro

Nicole Schmidt

El siglo XX fue para Alemania uno de traumas consecutivos. Uno tras otro,  cada suceso dejaba al país sin aire suficiente para recuperarse, dejándolo en un estado de constantes cambios abruptos. Esta serie la inaugura la Primera Guerra Mundial, siguiendo con la inadecuada República de Weimar, el agobio por los castigos e indemnizaciones del Tratado de Versalles y la hiperinflación de los años veinte. Después vinieron los Nazis, la Segunda Guerra Mundial, la ocupación de los Aliados, la pérdida de territorio en el Este y la división del territorio entre dos Estados mutuamente hostiles. Finalmente, llegó la caída del muro de Berlín producto del colapso de la República Democrática Alemana (RDA) y la victoria de la República Federal Alemana (RFA),  dando por primera vez en décadas, la añorada posibilidad de una Alemania estable y unida.

La tarea de unir a las dos Alemanias era como tratar de integrar a dos mundos distintos, pues la barrera que mantuvo separada a la RDA de la RFA trajo consigo enormes divergencias tanto en el modo de vida de los ciudadanos como en el sistema político y económico bajo las cuales eran regidos. Tal fue así, que a 30 años de la caída del muro el país sigue sufriendo la distensión propia de la unión de dos partes profundamente desiguales.

El día de hoy, solo 38% de los alemanes del este piensa que la reunificación fue un éxito. Sorprendentemente, los jóvenes son quienes se mantienen más escépticos sobre las ventajas de la unificación, pues solo 20% de aquellos menores de 40 años piensa que la reunificación fue un éxito. Es decir, aquellos que vivieron el muro apenas siendo niños y aquellos que incluso no lo vivieron, creen que la Alemania unida no valió realmente la pena.

En términos económicos, a pesar de que Alemania es ícono del crecimiento y estabilidad económica en Europa y en el mundo, hay un muro invisible que aún separa al este y al oeste. Salarios en el este son en promedio 15% menores que en occidente y además la tasa de desempleo es 2% más alta en el este. A esto se le suma que que los alemanes orientales son más improductivos y que las empresas de mayor envergadura no se encuentran en ese lado del país. Todo esto abona a que, de cierta manera, se tenga una percepción un tanto inconsciente de que los alemanes orientales son como “ciudadanos de segunda”, cómo así lo señaló la canciller alemana Angela Merkel, quien por cierto también es originaria de la ex RDA.

Estas divisiones tanto económicas como sociales ya están repercutiendo en el escenario político alemán. El partido de extrema derecha alemán “AfD” ha ido creciendo en importancia ganando los curules suficientes para constituirse como el partido de oposición más grande, atrayendo con fuerza a los alemanes del este, sobre todo en Turinga y Sajonia. El polémico AfD ha probado tener éxito en promover las demandas de los alemanes orientales, reconociendo su disparidad frente a los occidentales y mostrándose como un espacio viable para canalizar su descontento.

“Sorprendentemente, los jóvenes son quienes se mantienen más escépticos sobre las ventajas de la unificación, pues solo 20% de aquellos menores de 40 años piensa que la reunificación fue un éxito”

Así, a 30 años de la caída del muro, Alemania del este y del oeste siguen divididas por muros no físicos; es decir, se trata de un país unificado, mas no unido. Sin embargo, hay que pensar que como país integrado,  Alemania sigue siendo relativamente joven y definitivamente ha habido cierto progreso en cerrar filas entre el lado oriental y el occidental, aunque sigue habiendo mucho trabajo por hacer. Cómo sea, no hay que desestimar que, ante la inconformidad, hay salidas democráticas y procesos institucionales y pacíficos para darles salida, beneficios que antes, quienes vivían en el este, no gozaban.

Categorías:Sociedad y Política

Tagged as: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s