Sin categoría

El manejo del terror

Franco Escobar

Pasar frente a un cementerio, ver un accidente en las noticias o escuchar sobre una enfermedad crónica de algún familiar son situaciones que nos recuerdan sobre nuestra propia mortalidad. Consciente o inconscientemente nos vemos forzados a reconocer que  nosotros también vamos a morir un día y esto nos genera una ‘ansiedad de muerte’.

Nuestro comportamiento puede cambiar al experimentar esta ansiedad de muerte. De hecho, algunos piensan que esta ansiedad es una de las fuentes de motivación más fuertes del ser humano para bien o para mal. Por ejemplo, dejar de fumar por pensar en la posibilidad de morir de cáncer; no querer morir un día sin haber viajado; no querer subirse a un avión porque explotan en las películas; no divorciarse para no morir solo, entre otros. Estos cambios de comportamiento producidos por la ansiedad de muerte se han estudiado de forma amplia y han llegado a diversas conclusiones.

Un estudio, por ejemplo, investigó el comportamiento de jueces municipales divididos en dos grupos. Al primer grupo se le dio un cuestionario con preguntas de sus pensamientos y sentimientos sobre la posibilidad de su propia muerte. Al segundo grupo no se le dio este cuestionario. Luego se les presentó un caso hipotético de una prostituta que había sido arrestada y se les pidió sugerir cuánto dinero pedirían de fianza.

Los jueces que no tuvieron el cuestionario respondieron con la cantidad promedio de $50 dólares (que era la media para estos cargos en realidad). Pero los jueces que sí respondieron el cuestionario antes de analizar el caso sugirieron una fianza de $455 dólares (nueve veces más alta que el promedio real). Si un día vas a la corte por cualquier razón y tu juez recordó que él también morirá un día por ver las noticias en la mañana, probablemente te toque un castigo nueve veces peor que lo normal.

“Reconociéndonos mortales nos encomendamos a algo menos mortal que nosotros”

Lo anterior puede explicarse a través de la ‘Teoría del manejo del terror’. Esta explica que en nuestra cultura nos sirve para minimizar la ansiedad de muerte a través de creencias religiosas, reglas morales y concepciones de la realidad.

Nuestra cultura calma esta ansiedad de dos formas: la primera, con la concepción de que la comunidad donde vivimos es un lugar justo, que vive bajo el dicho ‘cosas malas no le ocurren a la gente buena’; y la segunda, con la promesa de una inmortalidad simbólica que puede ser religiosa o no: el paraíso después de la muerte o el legado que dejaremos a nuestra comunidad. 

Reconociéndonos mortales nos encomendamos a algo menos mortal que nosotros (un dios, el estado, un sistema o una comunidad que nos trascienda) y creamos una cultura que promete proteger a los que sigan sus estándares y castigar a quienes los incumplan. Ser un participante valioso de esta cultura estimula de manera positiva nuestra auto-estima y así se explican los deseos de recompensar y castigar a otros, especialmente cuando recordamos el caracter ineviatble de la muerte. 

En el estudio mencionado, se eligió el caso de una supuesta prostituta porque, en algunas culturas, representa una violación a las normas de la comunidad quizás porque representa poner en riesgo por cuestiones de salud o porque fomenta el pecado dentro de la misma. Según la misma teoría, ocurre lo contrario con aquellos buenos elementos para nuestra sociedad, somos más propensos a recompensarlos al recordar nuestra mortalidad.

Algunos autores también aseguran que esta ansiedad de muerte y la teoría del manejo del terror pueden explicar el creciente patriotismo en Estados Unidos después de los atentados del 11 de septiembre. Así como las personas hoy en día votan por políticos como Donald Trump, quienes usan discursos sobre potenciales amenazas a la comunidad que deben ser detenidas o castigadas para generar esa angustia en los votantes y motivarlos a votar por ellos porque la comunidad es primero. El problema es cuando todas las culturas creen que ellas van primero y ven a las otras como amenazas.

Categorías:Sin categoría

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s