Sociedad y Política

Santiago: desigualdad y militarización

por Ray Ricárdez

Los militares tomaron la ciudad de Santiago. El gobierno ha decretado el Estado de Emergencia; en palabras de su mandatario, “están en una guerra”. En las calles el caos impera: se habla de constantes enfrentamientos, saqueos, incendios y desorden sistemático (excepto, por supuesto, en las comunas de las clases socioeconómicas más privilegiadas). Más de 700 detenidos arroja el corte de este lunes al mediodía. Hay heridos. Hasta al momento se desconoce el número de víctimas mortales que, se presume, son más de 30. 

El Palacio de la Moneda es resguardado, así como sus inmediaciones, por los cuerpos de seguridad. Helicópteros sobrevuelan la metrópoli. La población ha recibido la notificación de que hay “toque de queda”. Se han restringido los garantías ciudadanas. 

No, no es la reseña histórica del golpe de Estado auspiciado por Pinochet en contra del gobierno de Allende, es la actualidad, en contra del pueblo chileno

Todo comenzó con el aumento de los precios en las tarifas del metro. Para quienes lo ven de manera superficial, este “hecho aislado” ha escalado para detonar en lo que es hoy día. Lo cierto es que este aumento ha sido la gota que derramó el vaso de la sociedad chilena, misma que se siente asfixiada por la brecha de desigualdad de la que son parte.

Lo anterior es comprobable por el hecho de que el presidente Sebastian Piñera cedió desde el sábado a la presión y decidió suspender la medida económica. Tristemente para él, el metro no fue la razón, sino la detonante. 

¿Por qué la manifestación no ha cesado? 

Desde 2006, diferentes colectivos chilenos han demandado cambios estructurales que consideraban desde entonces prudentes. La ola neoliberal trajo consigo embates económicos insostenibles para la mayoría.

De acuerdo con la Cepal (Comisión Económica para América Latina y el Caribe), el 1% más rico del país sudamericano se quedó con el 26,5% de la riqueza en 2017, mientras que el 50% de los hogares de menores ingresos tuvo solo el 2,1% de la riqueza neta del país.

El “vandalismo” que las élites tanto han criticado no es más que la rabia ilustrada con hechos contundentes; es el dolor de una madre diciéndole a su hijo que por pagar el transporte no comerán una tarde (30% del gasto de los más pobre se va en transporte).

El “vandalismo” que las élites tanto han criticado no es más que la rabia ilustrada con hechos contundentes

Lo dejo a la reflexión de las y los lectores que muy amablemente se toman el tiempo de leerme. Valdría la pena profundizar un poco más en el sentir de las clases medias y bajas chilenas, entender su coraje y desesperación frente a gobiernos que han aislado sus necesidades, poniendo las de las élites como prioridad. 

Datos tomados de: https://www.bbc.com/mundo/noticias-america-latina-50115798

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s