Economía

Análisis económico: Joker

por Etienne Ricárdez

ADVERTENCIA: Esta columna contiene spoilers.

Para iniciar el análisis me permitiré citar el tuit del Dr. Roberto Vélez, Director Ejecutivo del Centro de Estudios Espinosa Yglesias (CEEY), quien comenzó este análisis y me daré a la tarea de continuar pero no sin antes darle el crédito que merece.

Primer punto a destacar: las instituciones inefiecientes, tanto para la recolección de basura como para controlar el problema sanitario que representa la plaga de ratas.

Segundo punto: la precariedad laboral que Arthur Fleck enfrenta. Lo golpean, rompen su equipo de trabajo y no conforme a ello, su jefe lo castiga. Problema que, al parecer, ha persistido en Gotham a lo largo de 30 años, ya que la madre de Arthur le comenta que trabajaba para la familia Wayne y, aunque siempre dice que la trataban bien, nunca pudo atender sus problemas de salud mental para salir adelante o, por lo menos, darle una vida digna a su hijo.

Tercer punto: la desigualdad abismal. Al parecer, Gotham se divide en dos grupos: los ultra-ricos y los ultra-pobres. Quienes van al teatro vestidos de gala y quienes subsisten trabajando de payasos.

Cuarto punto: el recorte presupuestal a los programas de salud. En una de las terapias que está tomando Arthur su psicóloga le comenta que el Estado dejará de financiar las terapias, los medicamentos y las salarios a los médicos.

Quinto: la acumulación de riqueza. Al parecer, la familia Wayne concentra una cantidad excesiva de riqueza, lo que les permite vivir en la mansión que se aprecia en la escena donde aparece Bruce. Esto se suma al punto tres; Arthur Fleck vive en un edificio de apartamentos que está a punto de caerse mientras los Wayne viven en la comodidad extrema.

“Cabe recalcar que esas características no son muy lejanas a las de la realidad que vivimos”.

Sexto: la movilización social que se da a partir del discurso y la narrativa de los medios de comunicación. En ningún momento Arthur quiere empezar una manifestación, pero debido al gran poder que poseen las instituciones mediáticas, los sucesos empiezan a tomar forma de hartazgo y revuelta.

En fin, todos estos puntos convergen en un resultado fatídico para unos y de alivio para otros. Sin embargo, cabe recalcar que esas características no son muy lejanas a las de la realidad que vivimos.

Hoy por hoy nos enfrentamos a instituciones ineficientes, precariedad laboral, desigualdad, inequidad, recortes presupuestales a programas de salud y acumulación de riqueza.

Pero lo más desgarrador es la frase que pronuncia Arthur casi al finalizar la película: “If it was me dying on the sidewalk you’d walk right over me”, porque pareciera que es cierto en el mundo tan desvinculado de la colectividad en el que vivimos.

Nótese que dije pareciera que es cierto. No me gusta imaginar que el mundo es así. Sin embargo, es importante recalcar que la película retrata muchos elementos que hay que corregir en nuestra sociedad, tanto psicológicos, como económicos y de relaciones personales.

Pero a pesar de que hay mucho qué corregir, creo que no vivimos en Gotham (aún) gracias a que hay muchas y muchos allá afuera que son superhéroes por, no solo hacer lo que les corresponde, sino por hacerlo con la intención de mejorar el mundo.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s