Expresiones

Bendito Fracaso

Araceli Ortega

Fracaso, definido por la RAE como: “el resultado adverso, suceso lastimoso, inesperado, tristeza y desgracia” es a fin de cuentas, algo asociado completamente con lo negativo. Eso que aparentemente nadie debería o quisiera tener que experimentar y, si te pasa, eres desafortunado.

La sociedad en la que vivimos nos ha llenado de expectativas, en las que se trata de evitar a toda costa el fracaso. Raras veces se toca ese tema, hay muy poco espacio para cometer errores. Piénsalo, el rango es mínimo, lo rechazamos en automático, todo tiene que estar bien, siempre bien, de lo contrario, hay que aparentar que las cosas no están mal.

¿Pero es posible? ¿Alguien puede estar siempre “bien”? No, esta es la realidad: todos fracasamos. Seguiremos equivocándonos, es en parte el sentido de vivir. Entonces el verdadero problema está en que realmente nadie nos enseña a lidiar con el fracaso, y mucho menos a aceptarlo, a abrazarlo y hacerlo nuestro.

Si analizamos detenidamente al fracaso, nos obliga a generar un cambio: de acciones y de pensamientos, volverlo a intentar. Te empuja, incluso te obliga a tener que tomar decisiones. Y pensándolo de esta manera te abre automáticamente una ventana de posibilidades.

” El error vale mucho más la pena que ‘el hubiera’, hay un aprendizaje en cada uno de ellos, hay transformación”.

De ahora en adelante, ve cada uno de esos fracasos, como una oportunidad. No es fácil, es incómodo tener que reconocer que te equivocaste, ante los demás, ante ti mismo, pero el valor no radica en tus caídas sino en tu habilidad para levantarte. Es mucho mayor el costo de la inactividad, que el de una equivocación. El error vale mucho más la pena que “el hubiera”, hay un aprendizaje en cada uno de ellos, hay transformación.

Falla, equivócate, arruínalo, “riégala”, aprende y crece con cada uno de tus fracasos. Escúchate, busca entender lo que te pasó y atiéndelo, no seas tan duro contigo. ¿Da miedo? Por supuesto, pero ese miedo es necesario; de lo contrario no habría nada que enfrentar: sólo sigue, no te detengas. Define nuevamente tus metas, teniendo en cuenta todo eso que te llenó de experiencias. Acepta tu vulnerabilidad, de tu vulnerabilidad nace tu grandeza, ¡bendito fracaso!

Categorías:Expresiones

Tagged as: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s