Sociedad y Política

Corrupción como política de Estado

Gracias a las declaraciones brindadas por el coordinador del equipo especial “Lava Jato”, Rafael Vela Barba, la semana pasada se confirmó que la empresa brasileña Odebrecht ha reconocido la culpabilidad y el pago de sobornos de dos nuevas obras: el proyecto de ampliación y mejoramiento de sistema de agua potable de Iquitos y el Sistema de Agua Potable de Chimbote.

Es importante mencionar que estas dos nuevas obras se suman a la lista de obras en las que la empresa brasileña Odebrecht ha reconocido su culpabilidad.

Las primeras obras en las que la empresa admitió su responsabilidad fueron el Metro de Lima, la carretera Interoceánica, la Vía Evitamiento Cusco y Costa Verde Callao, las cuales figuran en el acuerdo de colaboración eficaz que firmó la empresa con el equipo especial Lava Jato y la Procuraduría ad hoc en febrero de este año.

Imagen: Canva

Adicionalmente, en junio de este año, tras la homologación del convenio de colaboración se reconocieron los pagos ilícitos en las obras del Gaseoducto del Sur y Carretera San Jose de Sisa.

Por último, recientemente, Odebrecht aceptó el pago de coimas en la carretera Chacas-San Luis, caso con el que se logró un acuerdo de colaboración eficaz.

Proyecto SedaLoreto

Recientemente una de las obras en las que Odebrecht ha aceptado su culpabilidad por el pago de sobornos es el proyecto de ampliación y mejoramiento de sistema de agua potable de Iquitos. En este proyecto Odebrecht realizó en total 21 pagos al “codinome” denominado “Rio” durante cuatro años, entre noviembre del 2006 y noviembre del 2010. La suma total de los pagos realizados alcanza el monto de US$1´106.244.

El primer pago ilícito fue tres días después que se suscribiera el contrato entre SedaLoreto y la constructora brasileña. La adjudicación fue por el monto de S/112´046.165, pero tuvo como precio final S/120´782.781; es decir, 8 millones más de lo que fue adjudicada. Este último monto se aprobó a través de una resolución de Gerencia General de SedaLoreto.

Adicionalmente, a pesar de que la obra inició el 12 de diciembre del 2006 y debió haber culminado el 4 de julio del 2008, culminó tres años después.

Por otro lado, cabe indicar que el proceso de selección del proyecto se realizó a través de una licitación pública internacional, financiada por el Japan Bank for International Cooperation (JBIC) y que irónicamente como parte de las bases de la licitación el banco requería que los postores suscriban un “pacto de integridad” donde indicaban que “no habían ofrecido, ni ofrecerían, directa o indirectamente, pagos indebidos a funcionarios públicos” para adjudicarse la obra.

Proyecto Sistema de Agua Potable en Chimbote

La otra obra en la que la constructora brasileña ha reconocido haber pagado coimas corresponde al proyecto del Sistema de Agua Potable de Chimbote en el 2005. La empresa brasileña reconoció haber pagado US$176 mil en coimas por la licitación de esa obra. Para ello se realizaron 7 pagos ilegales a un personaje identificado bajo el “codinome” de “Pescador”, entre marzo del 2008 y enero del 2011.

Para esta obra, Odebrecht se presentó con la empresa CBPO Engenharia bajo el consorcio Constructor Río Santa.

En cuanto al costo de la obra, el contrato inicialmente fue establecido en poco más de S/89 millones; sin embargo, terminó costando S/21 millones más en sobrecostos y gastos adicionales. En ese sentido, el congresista y ex ministro de Vivienda, Carlos Bruce, rechazó que las coimas estén vinculadas a su gestión ya que, en el 2007, durante la gestión de Alan García, Odebrecht ganó un arbitraje para que le paguen esos gastos generales; y, además, está convencido que eso [los sobornos] fue algo vinculado a esos arbitrajes.

“Se espera que la Fiscalía pueda seguir avanzando con las investigaciones y ayude a fortalecer algunos indicios que ya maneja”

Por otra parte, el congresista también comentó que al igual que la obra en Iquitos, el concurso público estuvo en la práctica bajo el mando del Japan Bank for International Cooperation (JBIC). Cabe precisar que el congresista Carlos Bruce fue ministro de Vivienda cuando se realizó la firma del contrato.

Por último, respecto a estos dos últimos casos, el exjefe de Odebrecht en Perú, Jorge Barata, declarará ante el equipo especial Lava Jato el próximo mes en Brasil para identificar quienes son “Rio” y “Pescador”.

Luego de estas nuevas declaraciones, se espera que la Fiscalía pueda seguir avanzando con las investigaciones y ayude a fortalecer algunos indicios que ya maneja. Así como también, que en los próximos días se ordene algunas medidas restrictivas contra los implicados.

Por el contrario, a pesar de que es importante que la Fiscalía obtenga nueva información de manera progresiva, considero que las delaciones premiadas se deberían negociar para que la información se dé con mayor celeridad y no esperar mucho tiempo para confirmar sobornos en obras que se iniciaron hace más de 10 años.

Categorías:Sociedad y Política

Tagged as: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s