Ciencia y Tecnología

El precio de tu entretenimiento

¿Alguna vez te has preguntado por qué las aplicaciones que tanto disfrutas son gratis? ¿Cómo es que una compañía tan  grande como Facebook puede mantenerse y ganar tanto dinero cuando todas las compañías de su familia son gratuitas? Bueno, la respuesta es que tú eres su principal fuente de ingresos.

Desde el momento en que tu entras al mundo cibernético automáticamente se crea lo que se conoce como una “persona digital“, esto significa que todo lo que hagas en la internet incluyendo compras, videos, libros e incluso lo que hagas en una pestaña “incógnito” (si, incluso eso) queda registrado y empieza a conformar un ente con toda tu información, esto incluye absolutamente todo sobre ti: tus preferencias sexuales, tus gustos e incluso se ha demostrado que conversaciones que se tienen por el messenger de Facebook quedan registradas para que un individuo las analice, pero ¿para qué necesitan tanta información? Simple, para poder venderte cosas. Te estarás preguntando “¿cómo es posible si ni Facebook, ni Twitter, ni Snapchat tienen artículos en venta de mi interés? Porque no te venden las cosas directamente, es ahí donde entra el maravilloso mundo de los anuncios y la propaganda.

¿Nunca te ha pasado que estás hablando con algún amigo o publicaste que querías salir de viaje o simplemente que se te antoja una hamburguesa y horas después aparece un anuncio con promociones u ofertas? Bueno, pues no es magia. Esa publicidad aparece debido a una asociación entre las compañías de servicios “gratuitos” como Google o Facebook y las empresas que ofrecen diferentes cosas, esto además viene en varios grados, ya que gracias a que tu GPS está activado ellos saben si gracias a un anuncio que apareció fuiste a comprar esa hamburguesa lo que les facilita catalogarte como susceptible a las campañas de publicidad y dependiendo de esto aparecerán más o menos promociones.

“¿Nunca te ha pasado que estás hablando con algún amigo o publicaste que querías salir de viaje o simplemente que se te antoja una hamburguesa y horas después aparece un anuncio con promociones u ofertas? Bueno, pues no es magia”

La solución fácil sería eliminar tu Facebook o cuenta de Google ¿no? pues la realidad es que va más allá, ya que sólo Google tiene activado un software de rastreo en más de 10 millones de páginas de internet, así que buena suerte escapando de todos los sitios web que normalmente visitas.

Sin embargo hay situaciones aún más sombrías, ¿recuerdan cuando se puso de moda una aplicación de envejecimiento llamada FaceApp? Bueno, para todos aquellos que no hayan leído los términos y condiciones les tengo una sorpresa: al momento de aceptarlos y utilizar la aplicación automáticamente le diste acceso a toda tu galería fotográfica y de video, así es, a toda. Eso no es todo, toda esa información fue directamente a unos servidores en Rusia que pertenecen al creador de dicha aplicación el señor Yaroslav Goncharov, al cual además le diste autorización para entrenar a su inteligencia artificial para saber cómo te verías con algún disfraz o cuando envejezcas, así que de aquí a que tengas el pelo blanco la IA sabrá cómo identificarte, espero haya valido la pena los likes.

Estarás pensando “bueno, pero seguro mi persona vale mucho dinero por todo el tiempo que pasó y por todos los likes y amigos que tengo ¿no?”. Pues no, un estudio realizado por Quartz hace 4 años dio a conocer que tu paquete de información valía aproximadamente 12 dólares hace 3 años. Sin embargo desde entonces no han podido volver a analizar los datos debido a la falta de apertura por parte de Facebook, imagínense, todos tus gustos, tus experiencias, tus relaciones, toda tu vida en realidad vale 12 míseros dólares para esas compañías, además, como dato general, en el último análisis hecho por Zephoria se dio a conocer que en junio de 2019, había 2.4 BILLONES de personas que utilizan Facebook de manera diaria, eso es más del 30% de los humanos en la Tierra, ahora multipliquen eso por los antes mencionados 12 dólares, ¿ya vieron la ganancia?

Al final esto fue lo que nosotros pedimos y merecemos, este es el costo por querer ahorrar en una membresía o querer evitar pagar por algún servicio. Así que la próxima vez que vean un juego, una app o un sitio que dice “gratis” piensen dos veces si están dispuestos a perder un poco más de su privacidad, y que tan cómodos se sentirán de saber que esa información la tiene un desconocido al otro lado del mundo y puede accesar a ella en cualquier momento.

Categorías:Ciencia y Tecnología

Tagged as: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s