Sociedad y Política

En búsqueda de una salida

Manuel Collazos

Bachiller en Economía por la Universidad de Lima con especialización en Finanzas. Interesado en temas de Tecnología y Política Internacional.

Hace unos días se filtró un nuevo audio del diálogo del presidente del Perú, Martin Vizcarra, con autoridades de Arequipa por el proyecto Tía María. Este nuevo audio es el segundo que se filtra sobre la reunión que sostuvo el presidente con las autoridades arequipeñas el pasado 24 de julio.

La difusión de ambos audios ocurre luego que el Consejo de Minería suspendiera la licencia de construcción a Southern el pasado 9 de agosto. En respuesta a ello, la empresa minera publicó un comunicado en el que afirma haber respetado todas las reglas y los estándares ambientales propias de la minería moderna. Además, el comunicado adelanta que hará respetar sus derechos en “las instancias correspondientes”, lo cual significaría un nuevo proceso de arbitraje internacional.

Respecto al audio filtrado, se puede escuchar al jefe de Estado mencionar que él no estaba ahí para convencerlos sobre las bondades de la mina y que tampoco había ido para defender la posición de la mina, sino que más bien pedía analizar el tema y poner sobre la mesa los errores e inconvenientes que tienen respecto al tema para que en función de eso se revierta la situación.

No obstante, dentro de la conversación se pueden escuchar algunos mensajes cuestionables como en el que indicó que, si no cumple con la medida en un mes, la población podría tomar medidas radicales.

“Si ustedes ven que en un mes yo no cumplo, ahí hagan una medida radical y todo, si ven que yo he incumplido eso que estamos viendo”, señaló.

En este sentido, considero que el comentario fue desafortunado ya que podría agravar la situación actual del conflicto debido a que se podría entender que el presidente está dando carta blanca para que algunas posiciones extremas de la población opten por tomar medidas violentas en caso el no cumpla con lo prometido. Asimismo, creo que el presidente no debería de estar en condiciones de comprometerse si es que no se hace pública previamente una agenda que haya sido propuesta por el gobierno para solucionar el conflicto.

Por otro lado, rescato la voluntad del presidente por buscar una salida al conflicto a pesar de que pueda considerar de que existen algunos errores. Como bien mencionó el mandatario, es necesario que se pongan sobre la mesa los inconvenientes para que estos puedan ser sustentados técnicamente y tengan el apoyo del gobierno.

Posterior a la revelación de los audios, algunos de los congresistas tuvieron reacciones contrarias ante la posición tomada por el presidente.

Uno de los congresistas que se pronunció fue el vocero de Fuerza Popular, Carlos Tubino, quien mencionó lo siguiente: “He escuchado al presidente decir una frase grave: si yo no cumplo ustedes, en pocas palabras, incendien la pradera”. Asimismo, el congresista Víctor Andrés García Belaunde, de Acción Popular, señaló que el presidente cometió un “error claudicante” ya que no puede ir a negociar con autoridades que lo habían tratado de traidor.

“Considero que en los audios se revelan varios errores que comete el presidente al transmitir su preocupación por buscar una salida al conflicto”

En contraste a las declaraciones mencionadas anteriormente, el congresista oficialista, Clemente Flores, afirmó que las conversaciones no tienen “nada irregular” y que la posición que muestra [Martin Vizcarra] en las conversaciones es la misma que tuvo desde un inicio.

Es importante mencionar que, a raíz del audio filtrado, el Congreso ha acordado citar a los ministros de Energía y Minas, Francisco Ísmodes, y Economía, Carlos Oliva, para que den explicaciones.

Finalmente, como comenté anteriormente, considero que en los audios se revelan varios errores que comete el presidente al transmitir su preocupación por buscar una salida al conflicto. Errores que perjudican, por ejemplo, a la decisión tomada por el Consejo de Minería al suspender por 120 días la licencia de construcción del proyecto Tía María.

Por otro lado, es importante que el presidente muestre una voluntad para buscar una salida al conflicto social al acercarse con las autoridades locales para que puedan explicar su malestar e inconvenientes que tengan respecto al proyecto de inversión. Sin embargo, considero que como parte de la solución del conflicto el gobierno debería proponer un marco normativo en el que se mencione expresamente los roles que van a tener las partes involucradas (empresa privada, gobierno y población local) legitimando a cada uno de sus representantes para conocer previamente sus posiciones, con el objetivo de asegurar la viabilidad ambiental del proyecto, y que el mismo marco pueda ser replicado en otros proyectos de inversión evitando conflictos a futuro o en su defecto sea una guía para encontrar salidas efectivas y transparentes.

Sería una lástima que el gobierno desaproveche la oportunidad de dejar un antecedente importante en materia de solución de conflictos, tomando en cuenta que este problema se arrastra hace varios gobiernos, y más bien termine perjudicando a futuros proyectos de inversión dejando nuevamente a la improvisación el tema de la licencia social.

Categorías:Sociedad y Política

Tagged as: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s