Sociedad y Política

Cuando el representante elige al votante: el censo poblacional en EUA

Nicole Schmidt

Internacionalista por el ITAM. Asesora de asuntos internacionales en la presidencia de la Unión Interparlamentaria

Para empezar esta reflexión, requeriré que el lector repase las próximas líneas empleando un poco de imaginación. Consideren que el siguiente rectángulo (Figura 1) representa a un estado pequeño de 50,000 personas el cual debe dividirse en 5 distritos. Dentro de nuestro estado, cada pequeño recuadro azul simboliza a mil ciudadanos simpatizantes de los demócratas y cada rojo a mil de los partidarios de los republicanos. Tomando en cuenta que los ciudadanos demócratas de nuestro estado constituyen 2/5 partes de la población, en un escenario completamente justo, el 40% de los electos ante la Casa de Representantes serían demócratas y el 60% republicanos (Figura 2); es decir, nos situaríamos en un escenario de “representación perfecta”.

En Estados Unidos, la mayoría de las legislaturas locales tienen el control de la distritación de sus estados, por lo que, dependiendo de qué partido ocupe la mayoría, será la manera en que se defina la forma de sus distritos y la concentración partidista de sus ciudadanos. Siendo así, la representación perfecta es difícil de alcanzar y los distritos son dibujados tendenciosamente para que los votantes del partido opositor se disuelvan entre varios distritos y no logren constituir mayorías. Por ejemplo, si en vez de dibujar líneas verticales (Figura 2) se dibujaran horizontales (Figura 3), los demócratas no ganarían ni un solo escaño en la Casa de Representantes mientras que los republicanos se quedarían con el 100% de los asientos disponibles. Si nuestro estado muestra estuviera dominado por republicanos, probablemente los distritos estarían dibujados como en la Figura 3, para anular la representación de los demócratas en el congreso.

Gráficas elaboradas por la autora

Si en cambio nuestra legislatura estuviera controlada por los demócratas, estos buscarían maximizar el número de asientos y dibujar los 5distritos a su mayor conveniencia. En este caso, veríamos posiblemente algo como la Figura 4, en la que, a raíz de delimitar de forma creativa e irregular los distritos, los demócratas ganarían 3 escaños y los republicanos 2. Así, a pesar de que el 60% de los votantes de nuestro estado son republicanos, la mayoría de los escaños se los llevarían los demócratas.

“Ahora que es turno de realizar el censo poblacional en Estados Unidos, Donald Trump busca sacarle el mayor provecho posible, pues no hay que olvidar que las elecciones presidenciales están a la vuelta de la esquina”

La manipulación de los distritos en Estados Unidos ejemplificada en los casos anteriores tiene por nombre “gerrymandering”, que en términos simples significa delimitar las fronteras distritales estratégica mente para otorgar la ventaja electoral a un partido determinado. En nuestros ejemplos se ve simple, no obstante, no obstante, las poblaciones no se distribuyen en recuadros perfectamente definidos por lo que, en la vida real, los distritos producto del gerry mandering adquieren formas de lo más extrañas y retorcidas. Esta práctica data del siglo antepasado, sin embargo, actualmente es cuestionada por sus tintes claramente antidemocráticos, pues obstaculiza la representación perfecta y  lleva a una situación en la que mediante mañas tendenciosas los candidatos eligen a sus votantes y no los votantes a sus representantes, algo que ataca la naturaleza misma de la democracia.

Ahora que es turno de realizar el censo poblacional en Estados Unidos, Donald Trump busca sacarle el mayor provecho posible, pues no hay que olvidar que las elecciones presidenciales están a la vuelta de la esquina y el inquilino de la casa blanca naturalmente buscará la reelección. Analistas argumentan que la famosa pregunta de ciudadanía que Trump quiere incluir en el censo tiene la intención no tan disimulada de realizar una distritación más precisa para beneficiar a los republicanos en las próximas elecciones, es decir, hacer el más adecuado gerry mandering a su favor. Al incluir la pregunta“¿Es usted ciudadano de los Estados Unidos Americanos?” en el censo, se espera que mucha gente se abstenga de contestar y que solo quienes son ciudadanos norteamericanos sean tomados en cuenta. Esto conduciría a un conteo erróneo afectando no solo la manera en la que dibujan las fronteras distritales en los estados sino a la manera en que se administran los recursos federales, lastimando importantemente las comunidades de inmigrantes e indocumentados. Algo que, por supuesto, suena a algo que haría el actual presidente de EUA.

Al final, a pesar de que la pregunta no aparecerá en el censo, el presidente elaboró una orden ejecutiva para cruzar la información de las autoridades migratorias y lograr identificar geográficamente dónde se encuentran aquellos que no son ciudadanos norteamericanos. Sin duda se trata de una tarea titánica y complicada,  pero que, de funcionar, podría afectar los resultados electorales de las próximas elecciones, y las que están por venir a favor del partido rojo. Posiblemente la solución esté en que las redistritaciones dejen de estar en manos de los partidos y pasen a estar bajo control de una institución neutral que dibuje las fronteras sin tendencias partidistas, o por qué no, desarrollar un software que lo haga sin intervención alguna de manos humanas. Lamentablemente, se trata de un sacrificio que ningún partido en la mayoría, ya sea rojo o azul, estaría dispuesto a ceder.

Fuente: “This is the best explanation of gerrymandering you will ever see”, The Washington Post, 1/03/2015

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s