Economía

Son migrantes, no pendejos

Etienne Ricárdez

Estudiante de licenciatura en Economía y certificación en Arte. Investigador en la Universidad de la República en Montevideo

La semana pasada El Universal publicó una nota cuyo encabezado era el siguiente: “Rechazan ofertas de trabajo por malpagados”, la nota decía así: “Migrantes centroamericanos rechazan opciones de empleo que consideran mal pagados”. Algunos comentarios salieron a relucir y evidenciar el parentesco que Trump tiene con muchos mexicanos: “malagradecidos”, “querían trabajo, ¿no?”, “No que muy trabajadores”, en fin… les voy a hacer una propuesta.

¿Qué opinan si les ofrezco un trabajo en Ciudad Juárez a $120 la jornada laboral? Ahí, cerquita de donde han desmembrado y colgado cuerpos, ¿no les interesa? Es una oportunidad imperdible, el lugar de trabajo cuenta con asientos sin la más mínima idea de ergonomía, los baños están impecables, están tan limpios que donde debería de ir un rollo de papel higiénico hay, nada más y nada menos que, un resplandeciente mosaico.

“No, gente, los migrantes se fueron de sus países porque quieren mejorar sus condiciones de vida, no para entrar en la esclavitud del siglo XXI. Son migrantes, no pendejos”

Contratación directa y sin contrato, ideal para emprender una carrera de freelancer en cualquier momento, porque #millennials. De igual forma, el trabajo cuenta con un programa de ejercicios para la activación física y el desarrollo de la actividad cardiovascular, ya que la cede de las maquilas no cuenta con aire acondicionado y, cuando llega el verano, el equipo laboral suda tanto que baja, mínimo, tres kilos.

No, gente, los migrantes se fueron de sus países porque quieren mejorar sus condiciones de vida, no para entrar en la esclavitud del siglo XXI. Son migrantes, no pendejos. Incluso, existe la posibilidad de que algunos tengan un nivel de escolaridad sumamente alta y que en la huida no hayan podido ir tramitar con hojas notariadas su certificado de kínder, primaria, secundaria, preparatoria y universidad; cosa que no los hace irresponsables, los hace víctimas de las circunstancias.

Pero bueno, ojalá eso lo entiendan los del programa Permanencia en México, y de paso también quienes proponen, rigen y ejecutan las leyes y los derechos laborales, porque no son solo migrantes los que trabajan en las maquilas, también hay mexicanos y no me sorprendería que la mayoría sean menores de edad.

Ah, y también que lo consideren los que se quejan del rechazo a la oferta laboral por parte de los migrantes, porque es eso, una “oferta”, no una “obligación”, son personas y seres humanos con libertades, la principal y con la que no contaban en sus países: la libertad a elegir.

Y me da gusto, después de todo, que el gobierno les dé la opción de elegir y decidir, algo que seguramente no habían experimentado en mucho tiempo, y menos por las precariedades del camino tan largo que hay que recorrer para llegar a la frontera.

Categorías:Economía

Tagged as: , , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s