Economía

Urzúa y la carta que pone a temblar al país

por Etienne Ricárdez

Hace unas horas renunció Carlos Manuel Urzúa Macías, quien se desempeñó como Secretario de Hacienda y Crédito Público desde el comienzo de la gestión de Andrés Manuel López Obrador. Debo confesarles que la lectura de su carta me dejó muchos sentimientos encontrados. Me dio mucho gusto tomar un largo y refrescante trago de “se los dije”, me dio mucha alegría pensar que no voté por Obrador, pero, siendo sinceros, más que cualquier otro sentimiento, la lectura de la carta de Urzúa me dio miedo.

 “… en esta administración se han tomado decisiones de política pública sin el suficiente sustento”, dice la carta del Doctor en Economía por la Universidad de Wisconsin. “Estoy convencido de que toda política económica debe realizarse con base en evidencia, cuidando los diversos efectos que ésta pueda tener y libre de todo extremismo, sea éste de derecha o izquierda. Sin embargo, durante mi gestión las convicciones anteriores no encontraron eco”, sentenció.

Gente, no sé ustedes, pero yo tuve que leer varias veces la carta. ¿Acaso dijo “extremismo”? ¿Y justo después de ello admitió que se va porque en las decisiones de política pública no lo escucharon?

No sé qué lectura darle a la carta ni sé si he tomado tanto mate que no me deja comprender a la perfección lo que estoy leyendo, pero la interpretación que le encuentro es la siguiente: Urzúa deja la Secretaría de Hacienda porque sus propuestas de políticas basadas en evidencias y equilibrio de ideologías no fueron escuchadas.

 En otras palabras: alguien que estuvo adentro de la gestión nacional, alguien que fue un pilar de las decisiones del Estado, se va porque vio que, dentro del gobierno, dentro del equipo de la Presidencia, no se le hace caso a la evidencia, porque hay extremismos y porque no lo escucharon, Dios mío… a un Doctor en Economía. Bueno, dejen ustedes que tenga doctorado en lo que sea, ¡acaba de admitir que hay extremismos y decisiones unilaterales en el gobierno!

¿Me estoy preocupando de más? ¿Alguien más comparte mi preocupación?

 Espero no ser el único.

Yo sé que nos encanta decir que teníamos razón, que se los advertimos, pero siendo sincero, me da mucho miedo lo que pueda llegar a pasar. Una cosa es lo que decimos la oposición, los medios, los detractores, pero otra, muy diferente, es lo que dicen los que están (o estuvieron) dentro de la gestión del Estado.

Esperemos que esto no llegue a mayores, que el gobierno le haga caso a las evidencias y tome en cuenta posturas equilibradas o, por lo menos, no extremistas.

Esperemos que esto mejore.

Esperemos que el peso recupere los centavos que perdió contra el dólar en cuestión de segundos.

 Esperemos que al país le vaya bien, aunque eso implique decir que estábamos equivocados.

Categorías:Economía

Tagged as: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s