Sociedad y Política

La justicia tarda y, a veces, llega

“Odebrecht (Trending Twitter Topics from 17.04.2019)”by trendingtopics is licensed under CC BY 2.0

por Manuel Collazos

El pasado 11 de junio la Justicia Peruana condenó al ex gobernador regional de Ancash, Cesar Álvarez, a 8 años y 3 meses de prisión. Esta condena es por el delito de colusión en la obra de “Rehabilitación, mejoramiento y construcción de la carretera Callejón de Huaylas-Chacas-San Luis” que inició en 2011, durante su primer gobierno.

La sentencia no solo toma importancia por la investigación que hay detrás sino porque se convierte en la primera sentencia vinculada al Caso Odebrecht en el Perú. Nayko Coronado Salazar, titular del Primer Juzgado Unipersonal Anticorrupción, condena al exgobernador a 8 años y 3 meses de prisión por delito de colusión debido a pagos irregulares por más de S/235 millones de soles efectuados en la obra de la carretera Callejón de Huaylas-Chacas-San Luis. El proceso no solo incluye a Cesar Álvarez sino también a otros 10 ex funcionarios por los delitos de colusión agravada y negociación incompatible.

La investigación del caso en mención inició en el 2014 y estuvo liderada por el fiscal Elmer Chirre. En ella se reveló que la obra tenía una inversión inicial de S/404 millones de soles, pero terminó sobrevalorada en S/559 millones de soles. Asimismo, se develó que Álvarez recibió $2.4 millones de dólares en coimas por parte de Odebrecht a cambio de la ejecución de la obra.

Según la tesis planteada, el soborno se realizaba a través de una cuenta en Hong Kong a la offshore Cirkuit Planet Limited Ltd. Cuentas facilitadas por Dirsse Valverde, hombre de confianza de Cesar Álvarez, al gerente de la concesionaria IIRSA Sur, Eleuberto Martorelli, empresa encargada de la construcción de la carretera.

“El soborno se realizaba a través de una cuenta en Hong Kong a la offshore Cirkuit Planet Limited Ltd”

La entrega de dinero se fraccionó en 4 partes de $600 mil dólares en mayo, junio, agosto y noviembre del 2011. Tuvo como punto de partida las empresas fachada de Odebrecht, Klienfield Services Ltd. e Innovation Research and Engineering Ltd. El deposito se realizo a la cuenta bancaria en china, para que posteriormente se transfiera a la empresa POC Investment, de un amigo de Dirsse Valverde.

La tesis de la Fiscalía fue corroborada por Jorge Barata, ex representante de Odebrecht en el Perú, en el último interrogatorio realizado en abril. Barata confesó que los pagos al ex gobernador Álvarez se realizaron a través de asesorías fantasmas a Dirsse Valverde, y por depósitos a la offshore en Hong Kong.

Por otro lado, Cesar Álvarez está siendo responsabilizado por presuntos delitos que tiene en su contra. En el 2007, Cesar Álvarez asumió la presidencia del Gobierno Regional de Ancash, y según la Procuraduría Anticorrupción. En el año 2009 habría comenzado a liderar una presunta red criminal que tenía como objetivo permanecer en el poder para apropiarse y disponer ilegalmente de fondos públicos y obtener dinero ilícito de coimas, diezmos y otros actos de corrupción vinculados a millonarias obras públicas.

Del mismo modo, ha sido investigado por otros presuntos delitos; en donde destaca el asesinato a su opositor político, Ezequiel Nolasco. Quien en su momento denunció en reiteradas oportunidades los presuntos actos de corrupción en la administración del Gobierno Regional de Ancash. También hubo otros opositores que denunciaron hostigamiento e incluso amenazas de muerte.

“El ex gobernador, quien sería cercano al Ministerio Público, ha podido librarse de algunas acusaciones”

Adicionalmente, se presume que todos estos personajes políticos y otros más habrían sido monitoreados desde un inmueble ubicado en la ciudad de Chimbote, conocido como “La Centralita”, lugar que habría servido como centro de espionaje y de operaciones para coordinar, diseñar y ejecutar acciones ilícitas para permanecer y reforzar el poder de Álvarez en la región de Ancash.

No obstante, a pesar de las múltiples acusaciones, el ex gobernador, quien sería cercano al Ministerio Público, ha podido librarse de algunas acusaciones demostrando su inocencia mediante auditorías judiciales, las cuales prescribieron o fueron archivadas. Un ejemplo de ese vínculo quedaría evidenciado cuando en el 2013 se supo que el Gobierno Regional auspició a varios miembros de la Corte Superior de Áncash para llevar capacitaciones en el exterior.

En resumen, podemos decir que es rescatable el avance que ha hecho la justicia peruana al dictar la primera sentencia vinculada al caso Odebrecht ya que el Ministerio Público prevé acusar a Cesar Álvarez por una cantidad de entre 10 y 20 delitos.

Además, es necesario que tanto las investigaciones como las futuras sentencias dictadas por el Poder Judicial no se dilaten para que la verdad salga a la luz lo más pronto posible y se conozcan los agravios cometidos por ex funcionarios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s