Sociedad y Política

Castigados por no ir

por Ray Ricárdez

Imagen: Canva

Andrés Manuel frente a la gente y la gente frente a Andrés Manuel. La fórmula infalible, una vez más, se hacía presente; ahora en Durango.

“Levanten la mano los que consideren que no hace falta lo del metrobús”, dice muy seguro el presidente de México a la multitud que asistía a la unidad deportiva Francisco Gómez Palacio en relación con la construcción del Metrobús en La Laguna, mismo que abarcaría los municipios de Lerdo y Gómez Palacio.

El veredicto popular estuvo dividido pero inclinado a una postura: No al proyecto.

“Ya, no hubo metrobús”, concluyó el mandatario con una sonrisa en el rostro.

Así de sencillo nuestro presidente tomó una decisión que, al menos desde mi perspectiva, debería ameritar un poco más de seriedad; como prácticamente todas las decisiones que se toman día con día desde el Ejecutivo Federal.

Las manos alzadas de las y los asistentes optaron, “en caliente”, suspender la construcción de un proyecto que tenía un presupuesto autorizado de 450 millones de pesos. Toda persona que esa mañana se levantó con la idea de asistir a tal evento, se llevó la grata sorpresa y obtuvo el honor de “decidir” sobre un proyecto federal en su región.

En teoría, y para aquellas y aquellos que se dicen “defensores” de la Cuarta Transformación, este ejercicio da un poder de decisión al pueblo nunca antes visto. Ahora, a como yo lo veo, es una manera bastante autoritaria e irresponsable de determinar una política pública o proyecto gubernamental.

¿La opinión popular está siendo tomada en cuenta? Realmente no.

“Lamentablemente, quien no asistió a la consulta improvisada del presidente, quedó excluido o excluida de la decisión sin realmente conocer que ésta se tomaría de una manera tan arbitraria”

Este tipo de ejercicios “democráticos” tienen un transfondo bastante siniestro. Una votación o consulta de estas características no debería tomarse a la ligera ni por adeptos o contrarios del nuevo gobierno. La voluntad pública, para fines de este evento, ha quedado bastante acotada.

Más allá de las repercusiones directas a la obra, del avance en términos de planeación y construcción del proyecto que ha quedado suspendido, de la derrama económica que dejará, de los empleos perdidos o incluso, de la una supuesta corrupción que podría estar inmersa, al presidente no le compete deliberar de esa manera el asunto.

Aún así, lo anterior no creo que sea lo más grave. Lo más grave es disfrazar dicha consulta como una supuesta “decisión del pueblo” cuando realmente es lo contrario. Miles de personas que están directa o indirectamente relacionadas al proyecto cancelado, que no fueron al evento de Obrador, han quedado completamente excluidas de una decisión que, en teoría, les compete. Sí, verdaderamente como un pueblo y no como una multitud.

“Aún así la gente no participa en las elecciones oficiales”, argumentarán algunos con atrevimiento.

Lamentablemente, quien no asistió a la consulta improvisada del presidente, quedó excluido o excluida de la decisión sin realmente conocer que ésta se tomaría de una manera tan arbitraria. En unas elecciones tradicionales, el usuario mínimo decide medianamente consciente (en la mayoría de los casos) omitir su derecho al voto.

Una cosa es la apatía colectiva y otra es la segregación arbitraria.

Estos eventos inclusive podrían hasta fungir como un incentivo para asistir, hasta en contra de la voluntad propia, a los eventos de nuestro jefe de Estado. Un estímulo extremadamente peligroso.

“El pueblo manda”, sentencia Obrador. Y no, el pueblo no mandó en lo absoluto. El pueblo, una vez más y como se acostumbra en la historia de este país, fue manipulado y segmentado.

En suma, cuando nuestro presidente acuda a un evento en su estado, ciudad o poblado, procure asistir para votar, con su mano alzada, algún proyecto federal que le competa en ese preciso momento.

Categorías:Sociedad y Política

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s