Ciencia y Tecnología

Los unicornios son posibles… o algo así

Dudar de todo. Esta percepción es repudiada por aquellos que aseguran que lo mejor es “abrir la mente”. El problema es que, si se abre demasiado, el cerebro se sale. Por eso existe gente que cree que los cristales emiten energía curativa, que la posición de las estrellas en el cielo determina la personalidad de los recién nacidos o que, según el Feng Shui, la energía de la gente se escapa a través de inodoros que se dejan con la tapa abierta. El escepticismo, dudar de lo que se nos dice y de lo que creemos saber, es un ejercicio saludable para mantener los pies en la tierra; sin embargo, no es sano dudar de absolutamente todo, ya que esto dificultaría la vida misma, imagínese estar dudando de la firmeza del suelo cada vez que da un paso. Se volvería loco. Por eso hay quienes creen que la tierra es plana, que nunca llegamos a la luna o que Juan Gabriel fingió su muerte.

            Por otra parte, el hecho de tener disposición para considerar ideas que puedan parecer imposibles, es decir, “abrir la mente”, es lo que ha permitido a la ciencia realizar grandes descubrimientos y desarrollos tecnológicos, por ejemplo, volar. Los extremos no son buenos. Abrir o cerrar demasiado la mente no es una buena idea, hay que encontrar un punto medio. ¿cómo sabemos si el cerebro sigue en su lugar? Aunque la respuesta a esta pregunta no es del todo clara y es motivo de constantes debates, se puede entrenar el sentido crítico analizando ejemplos.

Todas las áreas del conocimiento padecen de este mal

            Una de las ramas del conocimiento que más se han visto afectadas por mentes demasiado abiertas es la biotecnología. Es de conocimiento general que esta disciplina tiene que ver con la modificación de genes y clonación; entonces, si se puede manipular el ADN, debemos poder crear toda clase de criaturas extraordinarias como unicornios, ¿no? Lamentablemente, ese sueño de la infancia aún está muy lejos de cumplirse. Tristemente, así no es como funcionan las cosas. Hay proteínas, llamadas enzimas de restricción, que tienen la propiedad de cortar el ADN en sitios muy específicos; así mismo, otras proteínas pueden unir el ADN. Lo que hace un biotecnólogo es identificar alguna especie de seres vivos que tenga algún gen de interés, aislar su material genético y utilizar enzimas de restricción para cortarlo con la esperanza de que no corte también el gen que se busca aislar; una vez separada la porción de ADN que contiene el gen, éste se inserta en el material genético de una especie diferente, con el objetivo de que esta especie diferente pueda hacer uso de ese gen. Un ejemplo de esto son los peces GloFish los cuales son, literalmente, peces que brillan en la oscuridad. Esto se logró insertando en su ADN genes de otros organismos que brillan en la oscuridad.

            Aunque sabemos cómo insertar genes de un ser vivo en el código genético de otro, el conocimiento que tenemos acerca de la forma en que se expresan los genes aún es muy limitada. Podemos hacer que las bacterias produzcan prácticamente cualquier proteína que queramos porque solo hay que insertar un gen o dos en su código genético; sin embargo, el hacer que a un caballo le crezca un cuerno en la frente requeriría de muchos intentos, lo cual complica demasiado esta tarea, como para dejar a los unicornios en el mundo de la fantasía. Lo mejor que podríamos hacer, sería tomar ADN de rinoceronte e insertar los genes que codifican para uno de sus cuernos en el ADN de un caballo; después de muchos intentos que darían resultados como para merecer ser linchados por maltrato animal, se obtendría un caballo con cuerno de rinoceronte; es decir, nada parecido a las caricaturas.

            La biotecnología es solo un ejemplo. Todas las áreas del conocimiento padecen de este mal. Así que cuando alguien “open mind” le diga que quiere modificar su código genético para que le salgan alas, no se asuste, su cerebro ya se salió.

Texto de Erick Coy

Categorías:Ciencia y Tecnología

Tagged as: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s