Sociedad y Política

¿Qué tan bien lo conoces?

Martha María Montes de Oca

Politóloga por la UDLAP. Activista e investigadora en temas de feminismo y proyectos sociales

Tuve la inquietud de escribir este texto por todas las dudas y tantas cosas sobre nuestro cuerpo que me di cuenta, no conocemos. Este texto retomará un punto de la columna pasada, escribiré sobre el himen.

El himen es una delgada membrana que cubre parcialmente la apertura de la vagina, es parte de los genitales exteriores.

Durante la formación fetal no hay una apertura vaginal, esta se forma hasta que el feto ya va a salir, junto con su aparición es que se forma el himen. Hay quienes dicen que el objetivo del himen es cubrir la apertura vaginal para que no se generen infecciones, pero es algo aún no comprobado.

Es poco común que se nazca con el himen totalmente sellado, si esto pasara se esperaría que la primera perforación sea durante la primera menstruación. Otras formas en que puede perforarse son mediante un golpe brusco, practicando algún deporte, haciendo ejercicio o durante la masturbación.  

Lo importante es saber que el himen NO desaparece, ya que es una membrana flexible. Esto significa que aunque el himen se perfore durante la niñez es posible sentir dolor al tener la primera relación sexual, pero no solo eso, si el himen no es muy flexible se puede tener igual dolor en futuras relaciones sexuales ya que no se trata solo de la primera vez sino de qué tan flexible es el himen y el tamaño o grosor de lo que lo penetra.

Por lo mismo el mito de que con una revisión del ginecólogo se puede saber si la mujer aún es virgen o no, se descarta. Es muy difícil visibilizarlo ya que existen muchos tipos de himen o algunas incluso ya nacen sin él.

¿Cuál es la relación entre virginidad e himen?

Ninguna.

El concepto de “virginidad” es construido por la sociedad, por lo tanto no tiene origen científico. Este concepto ha causado muchos problemas emocionales en niñas y adolescentes, ya que sin conocer de qué va o para qué nacen con esto llamado himen, le damos un plus a quien (pensamos) aún lo tiene. Entonces, repito: el himen NO desaparece y no tiene ninguna relación directa con la primera relación sexual.

Los conceptos basados en prejuicios y machismos han llevado a miles de mujeres a practicarse operaciones de “reconstrucción de himen” o comprar hímenes artificiales.

La reconstrucción consiste en hacer una sutura y dejar un orificio más pequeño, con el fin de crear una vagina con un himen muy reducido y generar la idea de volver a ser virgen.

El himen artificial es una membrana gelatinosa que desprende un líquido rojo una vez que es perforado. Solo se puede ocupar una vez ya que no es rellenable ni puede volverse a sellar.

Existen muchas dudas sobre el himen pero existen aún más prejuicios e ideas tontas que hemos fomentado. Sigamos buscando y atacando las ideas machistas en las que crecimos.

Categorías:Sociedad y Política

Tagged as: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s