Sociedad y Política

Para las niñas bien… y las no tan bien

Martha María Montes de oca

Politóloga por la UDLAP. Activista e investigadora en temas de feminismo y proyectos sociales

Hace un par de años una marca de crema vaginal ocupaba la frase “para las niñas bien”, para referirse a un grupo exclusivo de niñas que habían contraído alguna infección vaginal y podían hacer uso de su producto para curarse.

El tema de las infecciones vaginales es más importante de lo que a veces pensamos ya que es un padecimiento muy común y se nos puede presentar más de una vez.

La zona del órgano genital femenino es muy delicada y por lo mismo hay muchas acciones que pueden causar una infección, algunos ejemplos son: el no usar ropa interior de algodón, usar ropa muy ajustada seguido o falta de higiene. Los síntomas son muy claros, dolor o ardor al orinar, flujo vaginal, heridas o enrojecimiento, entre otros.

Desde muy pequeñas entendimos el mensaje que la marca “de las niñas bien” quiso señalar, solo es permitido y bien visto que las niñas que no han tenido relaciones sexuales tengan por accidente una infección vaginal, porque de lo contrario no merecen el mismo trato que quienes llevan una vida sexual activa, ya que estas últimas decidieron ponerse en riesgo.

El mensaje que todos nos han dado sobre este problema nos ha quedado tan claro que le tenemos pavor a contraer una infección vaginal no tanto por el hecho de tenerla sino por el estigma que la sociedad le da. Sentimos pena y pensamos mil formas de cómo justificarnos a la hora de explicar a la ginecóloga  nuestros síntomas; o peor aún, evadimos el hecho de tener que ir de inmediato a una revisión y preferimos auto medicarnos esperando que funcione prontamente y lo contemos a la menor cantidad de personas posible.

Los temas tabúes solo se pueden atacar si se habla de ellos lo suficiente; el hablar de infecciones vaginales es uno de ellos, cualquier anormalidad en tu cuerpo debe ser atendida lo más rápido posible, no existen los métodos maravilla, lo mejor es atenderte.

Intentemos empezar con nosotras mismas, normalizar más estas pláticas y transmitirnos más seguridad de mujer a mujer para quitar esos miedos, temores o penas que al final solo aplazan el saber qué padecimiento tenemos y nos ponen en riesgo.

Nadie debe hacerte sentir vergüenza por alguna enfermedad o infección, ningún juicio moral debe condicionar tu acceso a un tratamiento que te cure alguna enfermedad y nadie debe catalogarte con una etiqueta de niña bien o niña mal de acuerdo a tu vida sexual.

Rompamos el tabú de las infecciones vaginales.

Categorías:Sociedad y Política

Tagged as: , ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s