Sociedad y Política

Menstruación: Hablemos

Martha María Montes de Oca

Politóloga por la UDLAP. Activista e investigadora en temas de feminismo y proyectos sociales

Uno de los más grandes temas tabú en casi cualquier parte del mundo es la menstruación. Es un tema que tiene mucho de qué hablar porque están las cuestiones biológicas, los temas sobre higiene y una carga social muy fuerte.

Entre países y regiones del mundo existen diferencias sobre cómo se ve, interpreta y se vive la menstruación; en México aún es un tema que exige con urgencia ser hablado en todas sus formas, hablar sobre cómo funciona y sucede el proceso en nuestro cuerpos, hablar y quitar todos los mitos que existen, prevenir sobre el cuidado ideal, para que todo esto nos ayude a que vivamos nuestras etapas de menstruación de la mejor forma.

Al decir que es urgente hablar más sobre menstruación me refiero a informar y esparcir el tema sin miedo entre mujeres, pero también hacia los hombres. La desinformación es la que nos ha llevado a creer cosas como que el Síndrome Pre Menstrual (SPM) no es real o no es comprobable sino más bien una construcción femenina.

Hablando sobre construcciones, la forma en que entendemos la menstruación, la vemos y la vivimos es una construcción social, hemos crecido entendiendo que el estar menstruando debe ser escondido, que debemos cuidar mucho que no se sepa y aparentar que es algo que no nos sucede a todas. Pero uno de los más grandes tabúes sobre la menstruación es lo que la sangre representa, la idea e imagen de asco hacia algo que nuestro mismo cuerpo produce se liga directamente con el dolor tan grande que puede representar, haciendo que se vuelva algo desagradable.

¿Entonces qué pasa en realidad cuando menstruamos las mujeres?

Lo que nos pasa biológicamente, explicado de forma muy breve, es que cada 28 días los ovarios desprenden un óvulo que viaja a través de las trompas de Falopio, mientras el útero se prepara recubriendo sus paredes con sangre y algunos tejidos. Si el óvulo no es fecundado por un espermatozoide, entonces toda la pared del útero se desprende y es cuando sucede la menstruación.

Pero menstruar es mucho más que eso. El SPM es algo que existe, el dolor no solo en el vientre, sino en todo cuerpo con cólicos agudos y fuertes también existen, los cambios hormonales que generan cuadros de angustia o ira u otros sentimientos, también existen.

Tanto el proceso que vive nuestro cuerpo como el proceso social que vivimos las mujeres durante la menstruación son totalmente personales ya que existen muchas mujeres que no lo sienten tan fuerte, así como también hay muchas otras que pueden vivir días muy dolorosos.

Lo más importante de crear un nuevo discurso sobre la menstruación es entender el proceso tan fuerte que puede ser, pero desprenderle el asociamiento con mujeres inestables que viven en dolor y catástrofe durante esos días.

Conocer qué vive nuestro cuerpo nos permite desmentir lo que la sociedad nos ha dicho que debemos sentir durante nuestra menstruación.

Categorías:Sociedad y Política

Tagged as: ,

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s